BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

sábado, 7 de noviembre de 2015

Dueño De Mi Placer

Estuvo varios días fuera y me prepare para recibirlo de la mejor manera. Dormí a los chicos temprano, preparé la cena que le gusta, coloque velas en la mesa y flores en la repisa. Me duché, depilé y me puse perfume. Mi collar fue la única prenda que me puse para esperarlo.
Pasaron las horas y no llegaba. Hable al Aeropuerto y me dijeron que el vuelo estaba retrasado.
Por fin después de un largo tiempo de espera y cuando ya casi me quedaba dormida en el sofá de la estancia, escuche llegar el taxi que lo traía de regreso a casa. Encendí las velas y atenue la luz de la estancia. Entró, dejo el saco y maleta en la estancia. Se acerco me beso, con un beso rápido y pregunto como estábamos. Le respondí que bien y que en unos momentos estaría la cena nuevamente caliente.
-Olvídate de la cena. Vengo muerto de cansancio, solo quiero dormir. Iré a ver a los niños. Te espero en la recamara.-
Las cosas no salieron como lo planee, una noche llena de pasión, sexo y amor. Apague nuevamente las velas, guarde la cena en la nevera y fui a la recamara. Dormía ya profundamente y me costo trabajo ante la vista de su cuerpo desnudo reprimirme y no despertarlo con una buena mamada.
Me metí a la cama a su lado tapándonos con las sabanas. Me costo un buen rato conciliar el sueño.
En la madrugada fui despertada al sentir como sus dedos se metían en mi coño y casi de inmediato el apartar de las sabanas a un lado. Estaba aturdida y sin comprender de inmediato que estaba pasando. De pronto sentí su polla deslizándose entre mis muslos y empujando a través de los labios de mi coño, me penetro profundamente mientras permanecía acostado a mi lado.
Fue algo tan imprevisto que no pude mantener el control. El placer instantáneo de tenerlo dentro de mi después de varios días de no tenerlo cerca, me hacia sentir que mi coño se derretía de placer al poder abrazar su polla dentro de mi.
La verdad es que nunca me canso ni deja de sorprenderme que su pene lo sienta siempre tan sorprendentemente placentero y excitante ya que siempre se mueve dentro de mi, fuerte, duro, provocando grandes e interminables oleadas de placer. Me encanta sentir -como hoy en la madrugada- sus dedos clavándose en mis muslos, en mis nalgas y en mi culo mientras su cuerpo empuja mas y mas su polla dentro de mi con cada embestida. Empecé a perder el sentido real del momento y el espacio. Me sentí flotar en el aire. Solo existía EL empujando, follándome y el placer que me daba. En mi mente solo podía ver u oír las preguntas que yo misma me hacía. ¿Cómo puedo sentirme tan afortunada? ¿Cómo es posible sentir tanto placer?
Ha sido muy difícil el día de hoy. Durante todo el día no he podido dejar de pensar en lo increíble que fue. Lo increíblemente placentero que fue sentirlo tan dentro de mi, moviéndose y volviéndome loca de placer. Lo agradable que fue sentir como al correrse su cálida leche se desbordaba de mis entrañas y se deslizaba por mis muslos. Y cada que recuerdo todo esto, nuevos pequeños orgasmos atacan mi ser.
Llegara en unas pocas horas del trabajo y se que le rogare, suplicare o haré lo que sea para que me tome nuevamente ya que mi necesidad y el deseo siguen creciendo minuto a minuto dentro de mi pese a todos mis esfuerzos por controlarlos. Lo necesito a EL. Lo quiero dentro de mi, Debo tenerlo. Quiero que haga que me corra como si no hubiera tenido un orgasmo por meses. Quiero que me haga gritar su nombre y ahogarme en el placer que me envuelve con cada ola de orgasmos que quiero me de.


clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel