BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

jueves, 9 de mayo de 2013

Noche de Velas


Los chicos ya dormidos y despues de cenar, como es costumbre nos fuimos a la estancia. El Sr. Gabriel se puso a ver la TV y yo a sus pies sentada con la lap top entre las piernas trabajando un poco en mis contabilidades. La energía eléctrica se fue de pronto y nos quedamos totalmente a oscuras. Me dirigí a la recamara de los chicos a cerciorarme de que la lampara de emergencia se hubiera encendido. Regrese a la estancia y me encontré con que ya el Sr. Gabriel estaba disponiendo un número considerable de velas en las repisas y las mesas. Había apagado de igual forma la lampara de emergencia de la estancia. Me senté nuevamente a sus pies y dije algo como: “El ambiente esta muy romántico Sr.”
Sin decir palabra alguna se puso de pie, tomo la mata de mi pelo con su mano y la jaló haciendo que me pusiera de pie. Su boca se pego a la mía en un beso largo, mientras una de sus manos se deslizo bajo la remera y tomado uno de mis glúteos me pego mas a EL.
Gemí un poco al sentir como sus dedos apretaban mi trasero clavando con fuerza sus dedos en el. Su mano se deslizo ahora a mi coño donde metió uno de sus dedos.
-MMM estas húmeda clara-
-Ud me pone así Sr- dije
-Tengo el remedio para eso-
-Me encantaría que lo remediara Sr.-
Me soltó de su abrazo y sus manos sacaron la remera dejándome completamente desnuda, Acerco una silla frente al sofá y me ordeno que me sentara. Tomo una de las velas y poniéndola en mi mano me instruyo a sostenerla.
Se sentó en el sofá frente a mi y dijo:
-Bien clara pondré el remedio.  Quiero que dejes caer la cera sobre ti según te vaya indicando y mientras lo haces tu otra mano deberá estar concentrada en masturbarte. No te puedes correr hasta que yo lo diga. Empieza por dejar caer gotas sobre tu seno izquierdo. Empieza-
-Si Sr.-
Hice lo que me dijo, trate de dejar caer la cera lo mas alto que podía, era difícil concentrarme en ambas cosas. Trate de no ir muy rápido con el placer porque no sabía cuanto tiempo pasaría antes de obtener su permiso de acabar.
-Baja un poco más la vela clara, que caiga sobre tu pezón derecho. Hazlo hasta que quede cubierto.-
-Si Sr.-
Las gotas caían y yo trataba de ignorar los piquetes que como alfileres producían las gotas calientes en mi pezón y mantener el ritmo de mi otra mano acariciándome la entrepierna.
Cuando quedo cubierto de cera vino su orden nuevamente
-Que cubra ahora el otro pezón clara e incrementa un poco el ritmo de la otra mano-
-Si Sr.-
Cada vez me calentaba más. Si no me hubiera prohibido el terminar hubiera sido más fácil.
-Que la cera baje por el canalillo de tus pechos y llene tu ombligo clara-
-Si Sr.-
-Como va tu placer clara, ¿quieres ya correrte?-
-Va bien Sr. Eso quiero siempre Sr.-
-Sigue-
-Si Sr.-
-Baja un poco más-
-Si Sr.-
Era ya mas difícil porque por un lado mi excitación ya era mucha y mi mano se debía esforzar para no estorbar a las gotas de cera que ya caían sobre mi pubis.
-Ahora en los muslos clara-
-Si Sr.-
El se acariciaba la polla por encima del pantalón.
-Me gustas mucho clara, eres una linda esclava-
-Gracias Sr. Soy su esclava-
Se saco la polla  y pude ver su erección
-¿La deseas, la quieres?-
-Si Sr. mucho-
-Pídemela-
-Sr por favor lo necesito, necesito que me folle, necesito su polla dentro de mi-
La vela casi estaba a punto de terminar cuando se levantó, quito la vela de mi mano. Me levanto de la silla me colocó frente a la mesa y doblandome por la cintura contra ella me penetró. Una de sus manos se apoyaba en mi cadera mientras la otra me oprimía la espalda pegándome más a la mesa.
Sus acometidas eran rápidas, fuertes y profundas, el ruido de mi sexo completamente mojado se dejaba escuchar en el silencio de la noche a cada acometida.
Su orden llego pronto.
-En cuanto sientas que me vengo puedes correrte clara-
Un segundo después el chorro de leche tibia inundo mi interior.
Como si eso fuera un gatillo, mi placer contenido se disparo en un orgasmo intenso. Mi cuerpo se apodero de su miembro exprimiéndolo y provocando aun más su placer.
Ya mas calmados y antes de salir de mi interior acaricio con sus manos mis costados y mis caderas. -¿Lista?-
-Si Sr.-
Es algo que le gusta hacer. Salirse lentamente provocando muchas veces un segundo orgasmo en su esclava.
Salió provocando oleadas de placer en mi. Me ayudo a incorporarme, me dio la vuela y me hizo arrodillarme para limpiar su polla con mi lengua y boca. Cuando terminé me hizo sentarme en sus piernas y me abrazo por un largo rato diciendo cosas tiernas mientras su mano desprendía la cera de mi  cuerpo. Lo único malo de la velada fue la mancha que dejo sobre su pantalón  la mezcla de su leche y mis mieles, pero al fin de cuentas tiene una esclava que se encargara de sacarla..  

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel