BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

martes, 28 de agosto de 2012

Sábado 25/08/12


El tiempo ha estado verdaderamente caluroso.  Una de las ventajas de ser la esclava del Sr. Gabriel es que la mayor parte del tiempo por ordenes suyas no uso ropa interior.
El sábado los abuelos habían invitado a los chicos a pasar el día con ellos. Cuando me disponia a vestirme pregunte como lo hago normalmente que deseaba que vistiera ese día. Es costumbre de mi Amo que escoja yo, al menos dos opciones de vestuario para que el decida que debo vestir durante el día.

Entre las dos opciones estaba un vestido de algodón floreado muy sencillo y muy fresco.  Basicamente es un tubo. El talle esta formado por la tela del vestido plisada con hilo de resorte. Lo cual lo convuierte en una especie de Top. Sin tirantes y con una falda amplia a la rodilla. Es un vestido muy veraniego y comodo. Tiene la desventaja que aunque es estampado cuando queda una entre la luz y las personas se alcanza a transparentar. Basicamente esta diseñado para la playa.
El otro conjunto era un Top y unos shorts a medio muslo algo sueltos de algodón muy comodos tambien para estos dias de calor.
Como calzado estaban unas sandalias de piso bajo de piel y unas zapatillas isgualmente bajas y de piel.

Se decidio por el vestido y la sandalias.
Desayunamos en familia y  llevamos a los chicos a casa de sus abuelos.
Después de los saludos y charlar un rato nos despedimos y abordamos la camioneta de regreso a casa.  Comente que hacia mucho calor y que seria bueno que lloviera para que refrescara un poco, ya que el calor era agobiante. Me indico que si y encendio el aire acondicionadode la camioneta. Al sentir el aire fresco dije que se sentia rico.
- Pues nada como darle gusto a mi perrita. Subete la falda del vestido hasta la cintura. Quiero que se te refresque el coño-
Lo mire y solo asintio con la cabeza. La verdad es que me corte un poco. Cierto es que la camioneta es algo alta y los transeuntes no pueden ver nada pero las personas que viajan en autobus o camiones de reparto si.
Obedeci lo que me ordenaba. Cuando lo hice dijo:
-Me gusta darte gusto y que estes confortable. Si te da frio me dices y apago el aire-
-gracias Sr.- dije.
Como si nada seguimos conversando y trate de escaparme mentalmente de la situación. Despues de todo aunque me vieran nadie me conocia.
Al poco rato empece a sentir frio. El aire estaba al maximo.
-¿podría bajar un poco el aire? Me esta dando frio- dije
-Yo tengo calor aun clara, si tienes frio tengo la solución: Empieza a tocarte para que te calientes. Quiero ver tus dedos en tu coño-
Conociendolo se que de nada me valdria el decir que ya no tenia frio jeje. Asi que no tuve mas remedio que empezar a tocarme de la forma mas discreta sobre todo cuando nos tocaba un semaforo en alto.
Despúes de recorrer un buen tramo me indico que parara. Apago el aire y siguio conversando como si nada.
Llegamos a casa y una vez que metio la camioneta a la cochera o garage, muy atentamente me abrio la puerta de la camioneta y me ayudo a descender. No había acabdo de poner los dos pies en el piso cuando sus manos bajaron el talle del vestido dejando mis senos al aire. Puso una mano en cada uno y los apreto mientras me beso en la boca. Solto los pechos y una de sus manos me tomo por la espalda repegandome mas a su boca mientras la otra levanto la falda del vestido y se metio entre mis muslos penetrándome con sus dedos de forma brusca. Me solto, abrio la puerta de la casa y sin más me tomo del pelo y me arrastro hasta la mesa del comedor. Me doblo sobre ella, levanto la falda del vestido arriba de la cintura. Una de sus manos se apoyaba contra mi espalda mientras la otra luchaba con la hebilla de su cinto, Cuando pudo desabrocharla bajo su pantalón y los bóxers, y me tomo vaginalmente con toda su fuerza. En el momento de sentir su descarga dentro de mi me corri sin poder evitarlo y antes de pedir su permiso. Una vez que se repuso me ordeno quedarme asi como estaba sin moverme. Se subió la ropa y saco el cinto del pantalón. Lo doblo por mitad y descargo el primer azote sobre mis nalgas.
-¿Cómo se dice zorra?-
-Gracias Sr.- respondí
Cayeron otros dos azotes que sentí como fuego en mi trasero y los agradecí.
¿Cuántos haz recibido clara? Pregunto
-Tres Sr.-
-Veo que llevas bien la cuenta quiero que los cuentes en voz alta. ¿Cuántos crees merecer por tu falta de correrte sin pedir permiso zorra?
-¿Diez?- dije un poco preguntando y con cierta duda
-Te dije que me digas  cuantos no que me preguntes a mi-
-Diez Sr-
-Seran diez por la falta y cinco más por no responder adecuadamente- ¿Cuántos faltan?
-Doce Sr.-
Mientras se llevaba a cabo la conversación su mano se metia entre mis muslos y sus dedos me penetraban.
Me solto, se retiro unos pasos y descargo tres azotes más, que conte en voz alta y agradeci.
Nuevamente. Hacia una pausa de unos 5 seg. Entre un azote y otro.
Se acerco nuevamente y volvió a a meter su mano entre mis muslos. El dolor ardiente de los azotes, sus manos en mi sexo se combinaban en una mezcla intensa de deseo y placer.
-Veo que lo estas disfrutando Zorra y esto es un castigo-
Y sin decir más se alejo  para descargar otros tres azotes con toda su fuerza que me hicieron dejar escapar un grito de dolor y que brotaran lagrimas de mis ojos.
-¿Cúantos faltan aún clara?
-Seis más Sr.-
Esta vez no me toco. Otros tres azotes contados y agradecidos cayeron sobre mi trasero. La zona empezó adormecerse. Aunque a cada azote por la fuerza no podía evitar o gritar o apretar los dientes ni tampoco el que brotaran lagrimas de mis ojos.
Cayeron después de una pausa los últimos tres.
Me tomo del pelo y me enderezo, llevándome hasta la recamara donde ante el espejo de cuerpo entero me hizo mirarme el trasero. Estaba rojo y lo sentia ardiente. Estaban marcados al menos 4 de los cintarazos recibidos.
-Secate las lagrimas y arreglate el vestido-  Ordeno. –Te espero en  la sala-

Me tome un momento me limpie los muslos de su leche y mis jugos y regrese a la sala. Se encontraba sentado en el sofá. Sobre la mesa de centro se encontraba una bandeja con agua con hielo y un lienzo. Me acerque a donde se encontraba y me presente ante Él. Despues de unos instantes levanto la vista y dijo:
-¿Qué te sucede hoy clara?. Estas distraída y desconcentrada. ¿Por qué no te pusiste el collar Perra? Ve a colocártelo-
-Perdon Sr. De Inmediato Sr.-
Fui y me puse el collar y regrese delante de Él.
Se puso de pie y salió a la recamara. Regreso con algunas cosas que puso sobre la mesa de centro.
De pie delante mio con el dedo índice de su mano empezó a bajar mi vestido hasta descubrir mis senos.
Se sento nuevamente y ordeno:
-Ve subiendo lentamente la parte delantera del vestido te dire cuando te detengas-
Hice lo que me ordenaba y cuando mi coño quedo al descubierto me ordeno parar. Tomo una pinza de la mesa y con ella aseguro el vestido.
-Date la vuelta clara-
-Ahora levanta de igual modo la parte trasera del vestido-
Hice lo que me dijo cuando mi trasero quedo expuesto me dijo parara y con otra pinza lo aseguro asi-

-Ven. Boca abajo sobre mis rodillas, zorrita-
Me coloque como me indico y empezó a acariciar mi trasero. Pense que me daría otros azotes pero se dedico solo a acariciarlo.
-Se han levantado los azotes- su dedo seguía las marcas del cinturón. Tomo el lienzo del agua con hielo lo exprimió y lo coloco sobre mis nalgas. Senti un alivio de inmediato.
Cuando creyo era suficiente su labor curativa, me hizo levantarme y me mando a que siguiera haciendo el quehacer de la casa.
Toda la mañana me la pase con las tetas de fuera y el trasero y el coño expuestos.
Me permitió sentarme a comer con Él. Cuando terminamos me dijo que deseaba comer el postre después, que recogiera la mesa.
Cuando termine de hacerlo, me dijo que se comeria el postre en ese momento. Empece a sacar las cosas otra vez y me detuvo. Me hizo subir a la mesa.  Me recosto en ella  con las rodillas al borde de tal froma que mis piernas colgaban de la mesa.
-Las manos en la nuca clara-
obedecí. Abrio mis  piernas apartando mis muslos con sus manos y apretandolos al mismo tiempo contra la mesa. Se inclino y empezo a comerme el coño. Su boca chupaba, lamia y me penetraba. La postura forzada me impedia moverme casi por completo. Pronto empece a sentir que no podría evitar correrme pronto si seguia.
-Señor su puta esta muy caliente le pido su permiso-
-No. No puedes- dijo apartandose de mi coño
-No te muevas. Ahora regreso-
Se alejo a la cocina y se tardo varios minutos en regresar lo que me ayudo a calmarme un poco.
- Creo que este postre estara más delicioso si le agregamos un poco de miel.-
Dejo caer un poco de miel en mi ombligo y cuando se lleno bajo el hilo de miel por el vientre, pubis y por la linea de mi coño. Su lengua subio desde abajo hasta llegar a mi ombligo. Bajo nuevamente y volvio a comerme de forma intensa. Mis gemidos lo excitaban mas y seguia negando el permiso. De pronto cuando crei que me ganaria otros cinturonazos se separo y ordeno:
-¡¡ CORRETE !! –
y se clavo nuevamente su cara en mi coño y sus manos en mis muslos oprimiéndolos sobre la mesa.

Grite de placer lo confieso, me acababa de dar un gran orgasmo, sentia en mi interior como las contracciones no cesaban, provocandome más y más placer ya que seguia clavado en mi coño volviendome loca de placer.

Por fin hizo caso a mis suplicas de que parará. El placer se empezaba a convertir en dolor ante el esfuerzo de los orgasmos forzados.

Me dio la mano para que me enderazara y acerco su cara ordenado que lo limpiara de mis jugos con mi lengua.

Me ayudo a bajar cuando termine.  Metio su mano entre mis muslos y extendio toda mi humedad en mis nalgas, muslos y piernas. Se retiro a lavarse la cara ordenandome que me quedara como estaba.  

Un poco antes de la hora de ir a recoger a los chicos me ordeno asearme y cambiarme. Cuando lo hube hecho regrese ante el vistiendo el short  y el Top. Se acerco, me llevó hasta el sillón  inclinandome, bajo el short y tomando el lubricante introdujo un plug anal en su esclava.
-Subete el short- dijo
Cuando lo hice se acerco quito el collar de mi cuello, lo guardo y dijo:
-Es hora de ir a cenar con tus padres y tu hermana y recoger a los chicos. Mira veo que en verdad eres muy zorra. Se te marcan los pezones duros con ese top. Cambiate por algo mas decente si no puedes disimular cuan caliente estas-
Fui me cambie el top por una blusa. Saber que iria asi hacia que no pudiera evitar el sentirme caliente. Por si las dudas le pedi permiso y afortunadamente me lo concedio de poder ponerme un Tampon.
Al regreso apenas se durmieron los chicos fui ante el a pedirle que me usara.
Se rio, me dio una caricia y dijo:
-Te lo has ganado.-
-Gracias Señor-
-Preparate y esperame en la cama.-
Cuando me retiraba alcance a oir que decia para si mismo
-He creado un monstruo, que zorra es-
yo solo sonrei para mis adentros y fui a preparme. El Domingo no pude evitar estar todo el día con una sonrisa 

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

miércoles, 1 de agosto de 2012

¿24/7? Siii

Hace una semana y aprovechando las vacaciones de Verano los abuelos decidieron llevarse a la playa a sus nietos durante una semana.
El lunes muy temprano pasaron por los chicos y después de miles de bendiciones, hacerles prometer que se portarían bien etc. partieron llenos de alegría y dejando a su madre llena de angustia por la separación de sus críos.
Sin embargo esa angustia se atenuaría mas pronto de lo que yo esperaba.
Después de los adioses y como dije verlos partir regresamos al interior de la casa con el propósito de desayunar.
Mientras preparaba el desayuno el Sr. Gabriel estaba muy pensativo.
Le serví y de inmediato me dijo que me sentara a desayunar con El. 
-Sabes clara- Dijo.
Me puse en alerta el clara indicaba que hablaba el amo.
-Me parece que esta es una buena oportunidad para algo que he tenido en mente hace mucho. Quiero que vivamos estos días en una verdadera relación de AMO-esclava. atiende lo que voy a decir:
Durante estos días que no estén los chicos, permanecerás vestida con el collar únicamente. No podrás salir de casa ni hablar por teléfono a menos que sea una verdadera emergencia. Si te llaman por teléfono deberás ser lo más breve posible con quien llama. No aceptaras invitaciones de nadie y si te sugieren que vendrán a visitarte deberás poner algún pretexto para que no vengan. En caso de que toque alguna persona a la puerta y sea necesario abrir te pondrás solamente una bata y despacharas a quien sea de la forma lo mas breve posible. Cuando escuches que llego de la calle esperaras frente a la puerta de rodillas a que yo ingrese y te permita levantarte. No te tocaras a menos que yo te lo permita siempre y cuando lo solicites de forma adecuada para que yo valore si te lo permito o no. Para tomar tus alimentos deberás pedir permiso antes y nunca lo harás antes que yo. En resumen nada que no sepas. Si tienes duda de algo deberás preguntar y/o usar tu mejor criterio. Cualquier falta sera severamente castigada.¿Entendiste? ¿Alguna pregunta?-
-Si Sr. y No Sr.-
-Bien levántate ve por el collar te lo pones y regresas a terminar de desayunar conmigo-
Me levante y fui por el collar me lo puse, me desnude y fui a sentarme a la mesa.
Bien como podrán imaginarse fue una semana para mi muy edificante, provechosa y plena. 
Debo confesar que algunas cosas me costaron trabajo, otras las extrañe y muchas las disfrute. Hubo un poco de todo. Me sentí plenamente identificada y pude reafirmar mi sentimiento de que en verdad soy feliz siendo lo que soy, Su esclava, su pertenencia, su zorra o lo que El desee que yo sea. Mis sentimientos de esclavitud se reafirmaron de forma muy importante.
También comprendí que tengo muchos privilegios normalmente.
No se planeo nada la vida siguió en cierta forma como de costumbre solo que todo ese tiempo no estuvo la pareja ahí, el Esposo se fue, podría decir yo con los chicos de viaje y se quedo el AMO. No hubo concesiones ni consideraciones. Me costaron castigos por no estar acostumbrada a estar todo el tiempo las 24 hrs así. Cosas tan simples como el hablarle todo el tiempo de Ud o el ya cláasico Si Sr. o No Amo etc.
y fui castigada por esas faltas de atención y por muchas otras cosas más. Las marcas de mi cuerpo dieron fe de eso.
Claro que también hubo mas confianza y libertad para que el pudiera hacer uso de muchas formas de su esclava. Desde para que le sirviera en cosas simples como servirle agua, leerle las noticias, etc. Hasta ser usada de todas formas para su placer como la mas viciosa de las putas.
Esta semana estuvo llena de adrenalina, deseos, trabajos, lagrimas y sonrisas pero lo que si puedo asegurar que no hubo la menor duda de que deseo, quiero seguir siendo la esclava domestica y sexual de mi AMO, DUEÑO Y SEÑOR  el Sr. Gabriel 


clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel