BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

domingo, 20 de mayo de 2012

17-18 de Mayo de 2012


El jueves por la mañana me despertó como lo hace muchas veces. Tenía ganas de usar a su esclava. Su miembro se deslizaba entre los labios de mi coño en un movimiento de arriba abajo pero sin penetrar. Cuando desperté completamente se retiro de entre mis piernas y me indico que deseaba mi boca.  Después de unas cuantas embestidas se salió y tomando mis caderas con sus manos con un solo movimiento me puso boca abajo levanto mis caderas jalando de mi cintura y de un solo golpe Me penetro vaginalmente. Se movía con movimientos rítmicos y cada vez mas intensos.  Cuando oyo mi primer gemido de placer me advirtió que no podía acabar que me controlara y dio una nalgada a mi trasero. Momentos antes de acabar se salió de mi coño y acabo sobre mis caderas y espaldas. Embarro su leche en ellas y prohibió que me aseara. Se tumbo a lado mío. Él boca arriba y yo boca abajo para evitar manchar la ropa de cama. Después de unos minutos sentí que se enderezaba y se dirigió al servicio. Pensé que después de unos minutos regresaría ya recuperado  a seguir  jugando con su esclava.  El ruido de la ducha se dejo oír y minutos después  me llamó. Pensé que deseaba jugar en la ducha. Me ordeno meterme junto a Él  y cuando lo hice empezó a  enjabonarme.  Sus manos frotaron todo mi cuerpo produciendo oleadas de placer . Al notarlo  exclamo:
-Contrólate zorra, no quiero oir un gemido más –
Salimos de la ducha y el me seco con un masaje fuerte con la toalla y  me ordeno que me vistiera.
Mientras lo hacía me dio sus instrucciones:
-clara tienes prohibido tocarte coño, tetas y culo-
Respondí con un si Sr. No tenía caso decirle lo excitada que estaba y que me diera su permiso. De antemano sabía que me lo negaría.
Todo el día me la pase excitada, pienso que más por la prohibición que por otra cosa. Lo prohibido es lo que se desea.
Me llamó varias veces durante el día para comprobar que seguía sus instrucciones. Lo que me hacia recordar que no podía acercar mis manos a mis fuentes de placer.
Por la noche dormidos ya los chicos le pedí permiso para ducharme ya que el calor esta insoportable. Me lo negó y me dijo que si tenía calor simplemente me desnudara.
Le di de cenar desnuda porque me indico que asi lo hiciera. Cuando terminamos de cenar se dirigió a la estancia, prendió el Televisor y se puso a ver el Fut Bol. Era el primer partido de la final. Me indicó que lo acompañara y que me recostara en el sofá con la cabeza descansando en sus muslos.
Mientras veía el partido su mano acariciaba mis pechos y mi vientre.  Me empecé a excitar y al darse cuenta me hizo bajar del sofá y sentarme a sus pies.
Cuando termino el partido se puso de pie se bajo los bóxers y me dijo que lamiera sus testículos y su miembro pero sin meterlo en mi boca.  Hice lo que ordeno y mi mano bajo a mi entrepierna de forma instintiva lo que me costo un regaño y una advertencia de que no me tocara. Su miembro se puso erecto y cuando estuvo duro como roca me ordeno ponerme frente a ël arrodillada y abrir la boca. Empezó a masturbarse y cuando termino su chorro de leche cayo la mayor parte en mi boca y algunas gotas en mi cara. Limpie su miembro con mi boca y me llevo a dormir.
Al siguiente día nuevamente me penetro unas cuantas veces vaginalmente al despertar y termino en mis pechos y vientre pero sin permitirme acabar. Nuevamente el ritual de la ducha del dia anterior y sus ordenes ahora fueron que cada hora a la hora a partir de las 9.00 AM debía tocarme por 5 Minutos pero no podía correrme. Al mediodía ya no soportaba  las ansias de acabar. Mis labios vaginales y el clítoris empezaron a doler por estar llenos de sangre con la exicitacion. Le llame para pedir su autorización diciéndole como me sentía pero me fue negado el acabar. No vino a comer. Ya por la noche llego algo tarde y después de cambiarse pidió le diera de cenar. Mientras preparaba la cena me desnudo. Nos sentamos a cenar y la conversación fue sobre como me sentía, me empezó a decir que debía aprender a controlar is deseos, que parecía una perra en celo y que si me gustaría poder orgasmar. Le respondí que si que lo deseaba mucho.
Me respondió que lo pensaría mientras cenábamos.
Cuando terminamos de cenar me pregunto como me gustaría que me follara. Respondi que como Él quisiera lo que me valió un pequeño regaño,
-clara hice una pregunta especifica. Así que responde a lo que te pregunte-
-Perdón Sr. Me gustaría que lo hiciera vaginalmente por atrás a 4 patas Sr.-
Me tomo del pelo y me indico que me pusiera como había descrito pero arriba del sofá.
Empezó  jugando con su dedo y la palma de su mano en mi coño que de inmediato se empezó a mojar. Tomo su miembro en su mano y empezó a hacer lo mismo con el pero sin penétrame.
-¿Lo sientes?, ¿Lo quieres?-
-Si Sr. Mucho-
El dialogo siguió por el estilo haciéndome suplicarle y pedirle que me tomara como su perra que soy.
De pronto sin más me penetro y empezó a follarme. Me dijo que tenía permiso de correrme cuando yo quisiera. A las pocas embestidas no aguante más y me corrí en un gran orgasmo que me hizo gritar de placer y posteriormente un poco de dolor de las contracciones tan fuertes que me produjo. Me dio unos segundos de reposo pero sin salirse y después empezó nuevamente a bombear dentro de mi. La sensación era insoportable. Mi vagina, los labios y el clítoris estaban tan sensibles que me producía un placer doloroso cada que se movía dentro de mi.
Por fin acabó y su chorro de leche caliente golpeo contra mi pared. Se recargo un momento en mi espalda y después se retiro lentamente provocando nuevas oleadas de placer..
-Eres muy cachonda perrita, descansa un momento- dijo saliendo hacia el servicio anexo a la recamara.
Me tumbe en el sofá y me quede apretando los muslos un momento con mi mano entre ellos para calmar un poco esa sensación Placenteramente dolorosa que sentía en el vientre.
Al poco rato me llamó, se encontraba de pie en la recamara. Me indico que me pusiera de rodillas y le sirviera con mi boca. Después de unos minutos me retiro, me tomo  del pelo y me doblo sobre el borde de la cama de tal manera que mi torso descansara sobre el colchón. Sentí como una gotas frías de lubricante cayeron entre mis glúteos. Sus manos los abrieron y uno de sus dedos empezó a  lubricar mi ano.
-Relájate clara-
 Cuando el dedo termino su labor sentí la punta de su miembro en la entrada de mi ano..
-Relájate, o quiero lastimarte-
Me penetro lentamente dando tiempo a que mi cuerpo lo aceptara.  Una de sus manos oprimía mi espalda empujándome aun más  sobre el colchón. Se movió lentamente al principio para después tomar un ritmo semi lento en sus embestidas. Dejo de oprimir mi espalda y me tomo con ambas manos por la cadera. Me lleno por completo y ya mas relajada empecé a gozar también.  Su chorro inundo mi ano al mismo tiempo que lanzo un gemido de placer. Se salió y tomándome del pelo me llevo hasta el servicio. Mientras se aseaba yo sentada en el inhodoro me masturbaba para Él. Cuando me corrí con su permiso, me indico que me aseara  y fuera a la cama con Él una vez que estuviera limpia.  Cuando subí a la cama me abrazo por la espalda y al oído me dijo .
-Gracias clara, me encanta tu entrega, gracias por ser mi esclava y mi putita. Gracias por tu amor también y quiero decirte que te amo tanto como tú a mí.
Dormí con una sonrisa y como un bebe toda la noche metida entre sus brazos

clara{G}
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel