BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Zorra Usada

Después de acostar a los chicos, me fui a sentar a los pies del Amo frente al televisor. Veía una película de acción a la que en verdad prestaba yo poca atención ya que la misma estaba ya avanzada y cuando pregunte de que se trataba solo me indico que guardara silencio y mirara la película. Al poco rato de estar mirándola sentí sus manos que acariciaban mis pechos. Los saco con maestría de mi blusa y bajo el sostén para liberarlos. Jugaba con ellos mientras observaba la película. Al principio fue agradable y placentero, tanto que me empecé a humedecer.

Después de un tiempo empezó a ser algo molesto, el roce constante sobre mis pezones, sus dedos que oprimían y tiraban de ellos lo empezaba hacer doloroso.
Me atreví a tomar una de sus manos para bajarla hacia mi vientre y fui reprendida por hacerlo.
No puedes tocarte ni tocarme, dijo.
Perdón Señor no volverá a suceder.
Después de unos minutos se detuvo.
Veo que no prestas atención a la película creo que tengo una tarea mejor para ti clara.
Se bajo el pantalón y el bóxer, me tomo del pelo y me acerco a su miembro para que lo chupara. Su mano me marcaba el ritmo, me re pegaba o me alejaba de su entrepierna. Me sostenía así asfixiándome hasta que veía y sentía mi desesperación por el ahogo.
Me retiro de su boca y jalándome del pelo me llevo hasta la mesa del comedor. Me puso contra la misma y apoyando su mano sobre mi espalda y cuello me obligo a inclinar la parte superior del cuerpo sobre la mesa. Metió su otra mano entre mis piernas y apoyándola en mi coño me levanto y jalo un poco hacia atrás. Sin dejar de apretar mi cuerpo contra la mesa me penetro vaginalmente. Apoyo sus manos en mis hombros y siguió follándome advirtiéndome que no podría acabar antes que Él. Cuando pensé que acabaría salió de mi, me levanto del pelo y tomándome con sus manos de las axilas me levanto depositándome sentada sobre la mesa. Me recostó sobre la espalda tomo mis piernas con sus manos y las abrió para de inmediato penetrarme nuevamente. Me mordí los labios ya que el estar siendo tomada de esa forma me tenía muy excitada y no quería desobedecer su orden de no terminar antes que Él. Después de un buen rato de estar follándome sentí el chorro de leche caliente inundar mi vagina y pegar sobre la pared de la misma y me corrí de inmediato. Ante cada embate de su miembro una contracción se producía en mi interior. Tenía tiempo de no experimentar un orgasmo tan intenso que me hiciera gritar y hacer ruidos como los que hice.
Soltó mis piernas dejándolas apoyadas en sus hombros y descanso su miembro sobre mis muslos. Espero que me calmara y me ordeno limpiar. Me indico que me pusiera a cuatro patas y debía empezar a limpiarle a Él.
Después de hacerlo lamí de la mesa los restos de su leche y mis jugos que salieron de mi vagina. Por último frote los restos que mojaban mis muslos y sexo sobre mis pecho y vientre como me lo indico para terminar lamiendo mis manos.
Olerás a zorra, toda la noche, quiero disfrutar de ese olor clara.
Si Amo, respondí, olor a su zorra.
Me permitió dormirme junto a Él abrazada a Él.
Al amanecer me despertó su mano que me movía.
No acababa de abrir los ojos cuando sus manos me atraparon por el estomago, me dieron vuelta colocándome boca abajo sobre la cama, su mano nuevamente se metió entre mis piernas y apoyándose en mi coño me hizo levantar las caderas.
Ofréceme tu culo zorra, ordeno
No me reponía aun cuando una nalgada cayó sobre mi trasero
¿No escuchaste lo que dije zorra?
Si Amo perdón.
Anda ofrécemelo.
Mis manos tomaron mis nalgas y las abrieron ofreciéndole mi culo de zorra.
Escupió en el y sin más empezó a penetrarme. Me dolió un poco, la saliva no lubrico mi culo, de forma adecuada, me costaba trabajo relajarme.
Aflójalo zorra, otra nalgada cayó sobre mi trasero.
Me relaje y afloje permitiéndole que entrara.
Bombeo una o dos veces nada más y se salió.
Me echo de la cama ordenando me arrodillara a la orilla. Se hinco sobre la cama y empezó a masturbarse.
Me indico que abriera la boca para recibir mi desayuno. Acerque la cara lo mas que pude y abrí la boca. Su chorro cayó todo dentro de mi boca. Lo trague y limpie con la lengua su pene como es costumbre que lo haga en estos casos.
Prepara mi baño clara fue su siguiente orden.
No me permitió asearme ni ducharme hasta que Él y los chicos hubieran salido de la casa.
Me dio permiso de complementar mi desayuno con una taza de café y no debía probar nada ni agua hasta la hora de la comida.
Mas tarde, ya a solas mientras me duchaba me sorprendía yo misma de cómo es que me excitó tanto el que me hubiera hecho suya de esa forma, como su zorra, el sentirme tomada, poseída y usada de la forma en que lo hizo

clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel

viernes, 12 de noviembre de 2010

Exhibicion de clara Esclava y Zorra

Por sugerencia de algunos de los lectores y sobre todo por cumplir el deseo del Sr. GABRIEL amplio el relato de lo que paso y como me senti durante mi primera experiencia de exhibicion como la esclava y zorra del SR: GABRIEL

El sábado en cuestión muy temprano, llegó uno de mis cuñados y su mujer a recoger a los chicos. Les habían invitado a pasar el fin de semana con ellos en una pequeña cabaña que tiene mi suegro y festejar el día de las brujas con ellos y todos los sobrinos. De entrada hubo que hacer una torre de panqueques para llenar a toda la tribu de chicos hambrientos que se sentaron a desayunar. Lamente por una parte no ir con Ellos, pero por otra el poder estar a solas con EL AMO con todo el tiempo del mundo nos permite poder disfrutar ambos de nuestros respectivos roles de forma mas abierta e intensa.

El motivo de no poder acompañarles es que nuevamente El Sr. J. y su esposa la Sra. S. nos invitaron cenar en su casa.
Desde el momento en que me hablo EL AMO de esa invitación el miércoles anterior, no pude dejar de pensar en ello. El Amo no soltó palabra al respecto más de que no le diera vueltas al asunto y que no me preocupara, cada vez que le pregunté.
Cuando quedamos solos EL AMO coloco el collar en mi cuello y me desnudo.
Mientras recogía la mesa y la cocina ÉL se puso a leer el Diario.
Es curioso como ciertos actos nos transforman casi de inmediato. El estar ahí desnuda lavando la loza y con el collar en el cuello me provoco de inmediato excitación por una parte y un sentimiento de pertenencia hacia ÉL. Cuando terminé lo que hacía y me disponía a tender las camas, me dio órdenes de dejar todo.
Me llamo al baño y me ordenó que preparara la tina con agua un poco mas caliente que tibia. Cuando estuvo lista le informe que ya podía tomar su baño a lo que respondió que la que debía meterse en la tina era yo.
Me indico que me colocara de tal forma que el agua me cubriera por completo a excepción de la cabeza y que le esperara.
Después de diez minutos y cuando ya la piel se me empezaba arrugar entro EL AMO. Me ordeno salir y me alargo una toalla para que me secara. Cuando termine ya estaba armado con un rastrillo y el bote de espuma de jabón. Cuando me ordeno que levantara un brazo de inmediato le dije que yo lo haría a lo que respondió que no. Enjabono mi axila y la afeito hasta que considero que estaba perfecta, tomo el frasco de alcohol y froto una buena cantidad en ella, sin hacer el menor gesto cuando le comente que ardía. Siguió con la otra axila, continuo con los brazos y las piernas, para terminar con mi pubis, sexo, entre pierna y ano. Después del respectivo baño de alcohol que en algún momento me hizo apretar los dientes o soltar un UFFF y que sirvió para bajar la excitación que empezaba a sentir, me ordeno ducharme y cuando salí aplico de forma abundante crema para la piel. Me ordeno que me observara en el espejo de la recamara y fuera a preparar la comida.
Me permitió comer con EL en la mesa. Cuando terminamos de comer recogí nuevamente las cosas y cuando terminé me indico que fuera a la recamara a descansar. Ante mi extrañeza por esa orden, solo respondió que le obedeciera. El me hablaría cuando lo creyera conveniente. Me puse a ver una película y no supe cuando me quede dormida.
A las 6.00 de la tarde me despertó. Me ordeno ducharme nuevamente. El ya lo había hecho.
Cuando salí me ordeno que me pusiera crema en todo el cuerpo. Debía también una vez que la piel absorbiera la crema perfumarme. Debía aplicar el perfume en los lóbulos de las orejas, el cuello, el canalillo de mis senos, la parte bajo de mis senos donde se unen al tronco, mi entrepierna y el canal entre mis glúteos. Todo de forma discreta. El hacerlo me empezó a excitar pensando en que pasaría. Le comente mis temores y mi estado y me ordeno que me controlara, debía evitar excitarme no me quería oliendo a zorra. Mi peinado debía ser sencillo, una simple cola de caballo pero acomodada en forma de chongo con un prendedor que fuera fácil de quitar. El maquillaje en rojo pero discreto.
Fue al guardarropa y saco un juego de lencería en rojo. Un sostén que se une al centro de las copas y un tanga de hilo transparente. Unas medias en color negro sujetadas con una liga en rojo. Salio de la habitación y regreso con una gran bolsa de una reconocida tienda departamental. Saco un vestido en rojo de largo a la rodilla y con un escote redondo que dejaba ver la parte superior de mis senos y el canalillo que los separan. Tacos en color negro del Nº 9. Por joyería un par de aretes y un collar de perlas
Mientras me arreglaba y vestía el hacia lo propio. Escogió un atuendo elegante pero informal y cómodo..
Cuando termine ÉL ya me esperaba en la sala. Me presente ante ÉL y dio su aprobación.
¿Te sientes bien? Preguntó
Nerviosa Señor
Aun es temprano trata de calmarte se que estarás a la altura.
Eso espero Señor pero no puedo evitar estar nerviosa
Se levanto fue al pequeño bar sirvió una copa de Brandy y me la alargo.
Tómala te caerá bien
Señor Ud sabe que no soy buena bebedora.
Sera una sola y no pretendo nada mas que te calmes un poco, tus manos tiemblan zorrita, así que bebe.
Tome la copa y la empine de un trago.
Siéntate. Me indico un lugar a su lado en el sofá.
clara quiero que te sientas en confianza de usar tu palabra de seguridad esta noche. Te doy mi palabra que no habrá castigo ni reproches si decides en un momento dado usarla. Confió en ti y estoy casi seguro que estas lista para lo que sucederá esta noche, pero quiero que estés tranquila que no harás nada que no quieras hacer.
Señor ya no me diga más que me pongo más nerviosa aun.
Tomo mi cara entre sus manos, me beso y me dijo:
Te quiero, eres mía y eso te lo agradezco infinitamente. Confía en mí.
Vio el reloj y dijo: es hora de partir, se levanto tomo un pequeño maletín y me indico la puerta
En el camino me informo que debía portarme como lo que era. Su esclava. Debía obedecer lo que me mandara y debía dirigirse a los anfitriones con el debido respeto y protocolo. No hablar si no se me solicitaba o preguntaba algo, responder con si Sr. o Sra., pedir todo por favor y dar las gracias siempre. No mirar a los ojos, etc.
Le pedí solo que estuviera a mi lado, que no me dejara sola. Me informo que no lo haría y que en caso de duda volteara a verlo y el me ayudaría a salir adelante. Fue un trayecto lleno de nervios, de mariposas en el estomago y lo confieso en la entrepierna ante lo que podría esperarme.
Antes de llamar a la puerta quito el collar de perlas de mi cuello y lo cambió por collar de piel que saco de la bolsa de su saco. Aun me dio un último recordatorio:
Tranquila clara, solo debes recordar que me perteneces.
Abrió la puerta a... la esclava de los Señores. Nos hizo pasar a la sala, tomo mi bolso y el maletín del AMO. Nos informo que sus Amos estarían en un momento en la sala y pregunto si EL AMO quería tomar algo. Ante la negativa del AMO se dirigió a mí y me pidió que la acompañara.
Voltee de inmediato y EL Amo solo pestañeo indicándome que fuera.
Me llevo a la cocina y me pregunto si deseaba ayudarla. A diferencia de la otra vez me tuteaba y me dispensaba mucha familiaridad. Mientras le ayudaba me tranquilizo con su conversación. a… es una mujer de 30 a 35 años, bien formada, de sonrisa fácil y ojos tiernos que inspiran confianza. Vestía de forma sencilla con un vestido abotonado al frente, tacos altos, medias oscuras, un collar de piel con cuatro argollas. El pelo simplemente recogido en una cola de caballo, sin gota de maquillaje.
La cena prácticamente estaba lista. Le ayude con los detalles que faltaban y mientras lo hacia amablemente me tranquilizó con palabras calidas y frases que tenían la intención de calmar mi inquietud.
a... Se oyó que le llamaba la Señora S.
Vengo, me llaman, dijo.
No había acabado de decir esas palabras cuando la voz del AMO Gabriel llamó:
clara ven acá por favor
Las piernas se me doblaban pero tome aire y me dirigí a la sala donde se encontraban.
Me coloque de pie a un lado de a...
Los Sres. Le cedieron la palabra a la Sra. S..
a... El Sr. Gabriel es nuestro amigo e invitado al igual que su esclava clara. Creo que es oportuno que te presentes ante el Sr. Gabriel.
a... sin levantar la vista se presento:
Señor sean Uds., bienvenidos. Mi nombre es a.. propiedad de mis Señores el Sr. J… y la Sra. S.. Estoy a sus ordenes para lo que Ud quiera ordenar y para servirle en cualquier momento que Ud lo solicite.
Gracias eres muy amable a… espero que ayudes a clara esta noche. Es su primera vez que se ve expuesta ante otros ojos como lo que es. Mi esclava y zorra.
En todo lo que pueda ayudarle será un placer Sr. dijo a..
clara por favor diles a los Señores y a a... quién eres
Sentí que mis mejillas ardían, tome aire y respondí lo que me vino a la mente. No me había dicho como presentarme.
Soy clara esclava propiedad del Señor Gabriel, quien me educa para ser una buena esclava sexual y de servicio. Estoy para servirles a mi Amo y a Uds.
Gracias clara es un placer dijo la Señora S...
El Señor J... se levanto y dijo:
Bueno ya que la formalidad de la presentación esta hecha quisiera pedirte mi estimado Gabriel que sigas con lo que tienes preparado, pero antes me gustaría que para darle un poco más de confianza a clara el que me permitas unos minutos.
La voz aquella sonaba como lejana en mi mente. ¿Que tenía preparado mi AMO?, ¿A qué se refería el Sr. J..?
Se acerco a a.., empezó desabotonar el frente del vestido y cuando termino se lo quito dejándola solo con el collar, las medias y los tacos.
La tomo de la mano la hizo girar y después le ordeno tomar una postura en la que se tomo las muñecas por la espalda, abrió los codos y saco el pecho por delante.
Gabriel si deseas inspeccionarla con confianza puedes hacerlo dijo y se retiro nuevamente al sillón.
El Amo se levanto y dirigiéndose a los Señores les agradeció las atenciones y les solicito si podía pedirle a a… que le ayudara.
La respuesta fue afirmativa. El color y el calor de mis mejillas no disminuía.
Se acerco a mi lado y me susurro: calma clara tu puedes.
Se coloco junto a a… y le entrego un papel.
a... se acerco y solo me musito. Tranquila linda.
Mi Amo estaba colocado detrás de mí. Cerré los ojos y trate de no pensar en nada.
Las manos de a… bajaron los tirantes de mi vestido, saco mis brazos de ellos y bajo la parte superior del vestido. Safó el broche del frente de mi sostén y lo quito. Estaba ahí con los senos desnudos frente aquellas personas, tomo mis brazos los pasó nuevamente por los tirantes del vestido y subió la parte superior del vestido, pero solo a la altura suficiente para dejarlos fuera. Mi amo susurro: bien clara, muy bien.
a… dio dos pasos atrás y el Sr. Gabriel le ordeno:
a… por favor acomoda los pechos de clara, a… acomodo el vestido, sus manos rozaron apenas mis senos. Mis pezones a pesar mío estaban en ese momento ya erectos.
a.. se retiro y volvió a tomar su postura.
El Sr. Gabriel se puso frente a mí y dijo:
clara esta es la primera vez que eres exhibida, te agradezco el esfuerzo y tu entrega.
Quiero que levantes los ojos y nos mires, quiero que te percates de que te estamos viendo como lo que eres, mi propiedad y mi zorra. Me costo trabajo abrir los ojos y levantar la vista. Cuando lo logre vi. las sonrisas de los tres Amos.
Ahora quiero que tu misma te muestres para nosotros. No sabía que hacer, lo vi y pregunte con la mirada. Quiero que levantes muy despacio la parte de atrás de la falda de tu vestido.
Danos la espalda y hazlo.
Empecé a levantar la falda poco a poco, no me ordenaba parar. Sentí como el vuelo del vestido acariciaba la parte superior de mi trasero.
Espera sostenlo ahí.
a… ¿me ayudarías a fijarlo ahí con estos imperdibles?
Si Señor. Se acerco y fijo el vestido en la cintura.
clara ahora voltea y haz lo mismo con el frente del vestido. Cuando lo hagas quiero que me mires. Clave mis ojos en los suyos, una forma de evitar ver a los anfitriones.
Nuevamente a.. Fijo el vuelo del vestido a la cintura, Ahí estaba yo mostrando los pechos, las nalgas y las piernas.
Se hizo un momento de silencio que fue roto por la Señora S...
Clara eres muy hermosa y muy obediente te felicito.
No se ni como me salio un gracias Señora.
El Sr. Gabriel le murmuro algo a a...
Salió y regreso al momento.
J.. S.. a.. quiero que vean que zorra es mi esclava. ¿Pueden creer que esta mojada al saberse que la miran? Miren como está ya húmeda su tanga.
clara, acariciate el coño hazlo por encima de la tanga zorrita.
No me había percatado pero era cierto, la tanga presentaba una pequeña mancha húmeda.
baje mi mano y aunque temblaba la deslice por mi concha, mientras sentia que mis mejillas se quemarían
Detente zorrita ordeno el AMO
Se acerco a mi, tomo la tanga por el frente, y la jalo hacia arriba metiéndola entre los labios., Me rodeo y nuevo jalón de la prenda por la parte de atrás.

Lo hizo tan fuerte que me lastimaba
Se puso nuevamente al frente mío y tomando unas tijeras que tenia a… en la mano corto la tanga pero solo de un lado.
Gracias a.. y le regreso las tijeras. Si tus señores no disponen lo contrario puedes regresar a tus actividades. Gracias por tu ayuda.
a… agradeció el comentario y sus amos le dijeron que podía ir a seguir con sus labores.
Los Señores me ignoraron, permanecía ahí con las manos en la espalda. Sin que nadie ni mi Amo pareciera que yo existía y estaba ahí semidesnuda presente, con la tanga a medio cortar atorada entre mis labios y gluteos.
a.. regreso para informar que la cena estaba lista.
clara dijo el AMO. Quitate esa tanga y ve a ayudar a a..
hice lo que me mando llena de pena.
a… me recibió con los brazos abiertos en la cocina. Me esperaba y me dio un gran abrazo diciéndome que lo había hecho muy bien. Que me calmara y que tratara de disfrutar la velada pensando que le daba mucho gusto a mi Amo.
Cuando los Señores pasaron al comedor, la Sra. S e indico a a..que sirviera.
a.. me indicó que le sirviera yo a mi AMO y ella lo haría con los suyos. Haz lo que yo haga me dijo.
Servimos a los Señores y nos indicaron que deseaban que cenáramos con ellos. Nos servimos y nos sentamos. Prácticamente no intervenimos en la conversación ya que solo lo hacíamos cuando se nos pedía nuestra intervención.
Cuando termino la cena pasaron a la sala. a.. y yo, no mantuvimos en una de las esquinas de la habitación.
Mas tarde llamaron a a… y le preguntaron al Sr. Gabriel si era su deseo usarla de alguna forma. El Amo agradeció el ofrecimiento pero dijo que no podía aceptarlo ya que no podría corresponder ya que su esclava aun no estaba lista para compartirla.
Mi alma descanso un poco al oír sus palabras. a... regreso conmigo y siguió hablándome de su relación y entrenamiento.
Cuando ya casi era hora de irse el Sr. Gabriel me llamo y le pidió a a... que le llevara su maletín. Cuando pensé que todo había acabado me lleve una nueva sorpresa.
Me ordeno que me inclinara con las manos recargadas en una de las sillas que había colocado frente a los anfitriones.
Su dedo impregnado de lubricante se abrió paso por mi culo, para insertar un momento después un plug anal. Me ordeno retirarme y siguió conversando con los Señores. Media hora más tarde me ordeno que agradeciera la hospitalidad porque era hora de partir a casa.
Pedí permiso de arreglarme la ropa y me fue negado, solo me permitió ponerme el abrigo.
Camino a casa solo pensaba que no fuéramos a sufrir un accidente porque sería difícil el explicar mi forma de vestir.
Pregunto como estaba y como me había sentido.
Le comente mis sentimientos y que me había hecho sentirme muy suya, que al fin de cuentas la experiencia pensaba que había sido positiva.
Pregunte el porque de sus acciones y que pensé que seria de forma diferente, Pensaba que simplemente me exhibiría desnuda y no como lo hizo.
Me explicó que para aumentar la carga humillante para hacerme sentir mas lo que soy esclava y zorra de EL. Y que si había logrado mostrarme así sería más fácil ya para mí el exhibirme de forma más o menos normal para una zorra.
Fue difícil para mi pero al final quede feliz cuando me felicito.
Cuando llegamos a casa nuevamente me felicito y me dio as gracias por mi entrega y mi forma de comportarme. Me indico que para premiarme seria usada y follada toda la noche sin ninguna restricción. Al amanecer me quede dormida entre sus brazos.
Nos levantamos tarde el Domingo y todavía tuvimos tiempo de disfrutar algunas horas más antes de prepararnos para recibir a los chicos que llegaron ya al anochecer.

clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel

lunes, 8 de noviembre de 2010

Exhibición de la zorra

Hace ya tiempo que no escribo nada en el blog. La razón es que he estado ocupada y poco tiempo he tenido para dedicarle a la red y al blog.

El fin de semana anterior al próximo pasado los chicos fueron invitados por sus tíos y primos a pasarlo en una cabaña en la sierra. El lunes por la madrugada el menor empezó con fiebre y malestar en la garganta y el oído. A media semana apenas empezaba a salir del resfrío cuando cayo el otro contagiado por su hermano. Toda la semana incluyendo el fin de semana ha sido de mocos, lagrimas, medicinas, etc. Afortunadamente ya van de salida y parece que todo tiende a la normalidad.
Ese fin de semana fuimos también invitados a cenar nuevamente con los Señores J… y su esposa S… así como con su esclava a… Fue una velada llena de nervios y ansiedad para mi. El Señor Gabriel decidió que estaba lista para exhibirme ante los ojos de otras personas como su esclava y zorra. Debo agradecerle que siempre me apoyo para salir adelante en esta nueva prueba que me puso. De igual forma su paciencia y el haber elegido para esta primera vez a personas tan amables y comprensivas como el Sr. J… y su esposa la Sra. S…
De igual modo todo el apoyo por parte de a… su esclava que con sus palabras y ejemplo me dio el valor para complacer al AMO.
Se que me falta aun mas por lograr pero al menos esta primera parte del entrenamiento de exhibición de la zorra logre superarlo.



clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel