BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

En un Futuro

Ayer ya por la noche mientras recogía un poco la cocina después de la cena, el AMO chateaba en la red. Cuando termine pedí su permiso para retirarme a la recamara. Me lo concedió y después de ponerme el pijama espere sentada a los pies de la cama hasta que el dispusiera como lo tiene ordenado que puedo acostarme en la cama, lo cual solo sucede hasta que EL esta ya dentro de la cama.

Al poco rato llegó y después de desnudarse y lavarse los dientes se metió en la cama, indicándome que fuera junto a EL.
clara -dijo- debo confesarte que me causo mucho placer como ya te comente tu entrega y obediencia, aquella noche en la terraza del hotel. Se que fue un gran esfuerzo para ti el complacerme.
Señor…
Espera, déjame terminar. Te decía que me causo satisfacción y placer tu entrega y obediencia, pero debo decirte que también me causo placer el exhibirte y ver como te masturbabas a pesar de que te podían ver. Me causo placer el pensar que otras personas pudieran gozar viendote y me envidiaran por tenerte
Señor… Me puse toda colorada
Quiero que avancemos en ese camino. Una esclava sexual debe estar preparada no solo para se exhibida si no incluso compartida o prestada. Quiero que vayas pensando en eso y que te vayas acostumbrando a la idea.
No tengo que decir que el color rojo de mi cara se puso intenso y que por otra parte mi espíritu se empezó a llenar de inquietud.
Señor no se si seré capaz de poder darle ese placer. Solo de pensarme en esas situaciones me llena de pena y no se si solo lo haría quedar mal.
clara no te digo que será de inmediato, solo te digo que lo harás y si te lo digo es porque estoy seguro de que podrás hacerlo. Ten la seguridad de que no te pediré nada que no este seguro que puedas hacer.
Ni que decir que tarde en dormirme y que sus palabras me daban vueltas en la cabeza. Por fin el sueño me venció y me quede dormida
Toda la mañana del día de hoy no he podido apartar de mi cabeza eso. Lo extraño es que para ser sincera conmigo misma así como el pensarlo me causa turbación y ansiedad también se esta despertando en mi interior una cierta excitación inexplicable.

clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Primera Vez

La semana pasada, aprovechando el puente feriado por las fiestas patrias nos tomamos unos dias de vacaciones en la playa. Los chicos despues de un día pleno de actividades apenas unos momentos despuès de cenar cayeron dormidos. En vista de que ibamos con ellos pues no podíamos hacer planes para salir como pareja. Nos quedamos en la habitación y el AMO una vez que los chicos cayeron me llamo a su lado a la terraza donde disfrutaba de la brisa y la noche. El lugar donde estabamos alojados es un hotel de varios pisos done la mayoria de las habitaciones tienen vista a la playa. Cada habittación cuenta con una pequeña terraza, que permite observar la playa. También es posible observar algunas de las terrazas de otras habitaciones ya que por el diseño del edificio este tiene la forma de un pequeño arco.
Estabamos hablando de cosas sin mayor importancia sentados uno al lado del otro cuando me hizo la seña de que me sentara en sus piernas. Empezo a decirme cosas lindas y romanticas y me beso con un beso largo y apasionado. Mientras lo hacia su mano acariciaba mi espalda. Cuando el beso casi terminaba con mucha habilidad solto el sosten que formaba la parte superior del vestido de dos piezas que llevaba. Reaccione de inmediato y le dije que nos podían observar. Su respuesta fue que eso no me debía importar ya que despuès de todo si alguien observaba no nos conocia. Le dije que mejor nos fueramos a la recamara para estar mas comodos y mas en privado mientras me levantaba de sus piernas..
Clara, -dijo- nos quedaremos aqui.
El "clara" me marco que era ya el amo el que ordenaba a su esclava.
Señor, hay luces en otras terrazas y pueden ver a su esclava.
Tomo mis manos por toda respuesta y jalandolas un poco hizo que mis brazos dejaran de abrazar mis senos.
Me hizo sentar nuevamente en sus piernas y empezo a besarme y acariciar mis senos y mis piernas.
Podia sentir como su miembro crecia bajo su short.
Suplicaba que entraramos a la habitación ya que me moria de pena y vergüenza solo de pensar en que alguien nos estuviera observando.
Entre más lo hacia mas me acariciaba diciendome al mismo tiempo cuanto le gustaba su zorra, lo buena que estaba y lo cachonda que era.
Ante un "Por favor Señor".  me hizo levantarme, me coloco en el borde de la terraza, su mano empujo mi espalda haciendome que me doblara por la cintura, Su otra mano subio la falda y bajo mi tanga dejandola en mis rodillas. Su miembro me penetro vaginalmente, me cogio en la terraza y no paro hasta que termino. Se dio cuenta de que no habia terminado su esclava y pregunto el por que. Le dije que realmente me habia bloqueado solo de pensar que nos vieran, que no había podido terminar.
Su respuesta fue que debía sentarme en la poltrona de la terraza y masturbarme hasta que tuviera un orgasmo. Mientras lo hacia me repetia que no debía importarme la opinion de nadie más que la de EL. Que si el deseaba exhibirme y mostrarme debía no solo aceptarlo si no también disfrutarlo. Y como esas muchas cosas más por el estilo. Me costo mas tiempo de lo normal el llegar al punto de solicitarle su permiso para correrme. Para darmelo me hizo repetir que era su esclava y su zorra.
Cuando termine debi quedarme a su lado en la terraza sin sosten hasta que decidio que era hora de dormir.
Nunca sabre si alguien vio o escucho algo. Lo recuerdo y aun me da corte y pena pero a la vez ya pasados unos dias me siento orgullosa que a pesar de mis pudores y temores di un paso más en mi enseñanza. 

clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel

martes, 14 de septiembre de 2010

Caliente

Hay cosas que si alguien me hubiera dicho alguna vez que haría hubiera respondido que estaba loco de atar. No deja de sorprenderme muchas veces el aceptar hacerlas, pero me sorprenden aun más muchas veces mis reacciones ante tales acciones.

El Domingo de la semana pasada mis padres habían invitado a mis hijos a ir al Zoologico a ver los pandas que estan de visita por una temporada. Pasaron por ellos a eso de las 9.00 AM y avisaron que regresarían a la hora de la comida. Por supuesto que les invitamos a comer con nosotros. Cuando se fueron le comente al AMO que deseaba ir a la tienda de autoservicio por unas cosas de la despensa que faltaban.
Me disponía a cambiarme cuando entro en la recamara. Estaba yo en esos momentos escogiendo que me iba a poner. Me había quitado la bata y me encontraba solo con la ropa interior. Un juego de sostén y tanga en color blanco.
Al verle entrar le pregunte que como le gustaría que me vistiera.
Espera, ahora te diré como quiero que vayas a la compra.
Fue a la cómoda y del cajón de los juguetes saco uno de los plugs medianos.
Me llamo y después de lubricarlo me hizo ponerme en postura, bajo la tanga y lo coloco en mi ano. Subió el tanga nuevamente y sonriendo dijo: No lo dejes salir clara.
Regreso al cajon dejo el lubricante y tomo una trozo de cuerda. Lo doblo por la mitad lo paso por mi cintura dejando la gaza a la espalda. Bajo las dos puntas entre mis nalgas y coloco las cuerdas entre los labios sobre la tanga. Metió las cuerdas por debajo de la que rodeaba mi cintura y nuevamente las tiro hacia abajo abriéndolas de tal modo que una cuerda paso al lado derecho de mi vulva y la otra al izquierdo. Nuevamente las deslizo entre mis glúteos y las ato al centro en la espalda en el cinturón que había formado. Reviso su obra acomodo las cuerdas y pregunto si no estaban apretadas en demasía.
La verdad es que eran algo incomodas pero lo sorprendente fue el grado de excitación en que me pusieron.
Tomo un vestido del closet y me dijo que me lo pusiera.
Cuando empecé a caminar y más con los tacos, aquello empezó a ser una cosa realmente torturante. No, porque las cuerdas me lastimaran realmente ya que al estar sobre la tanga su roce no era tan fuerte y siendo de algodón las mismas incluso entre mis gluteos pasaban desapercibidas un poco ante la sensación del plug en mi trasero. Era torturante porque entre el roce, y la parte mental que me hacia sentirme sumamente excitada, solo de pensar en que iria con EL AMO de compras en un día que la tienda esta llena de gente y en esas condiciones.
Cuando subimos al auto pregunto si todo estaba bien y ante mi afirmación no volvio a mencionar nada.
Recorrimos la tienda y como detalle pude darme cuenta que se apartaba de mi lado para llamarme y hacerme caminar hacia EL o bien ordenaba que fuera por tal cosa que estaba al otro lado del pasillo de la tienda y podía sentir su mirada clavada en mi trasero.
Estuvimos cerca de una hora en la tienda. La cuerda empezaba lastimar un poco porque ante la excitación mi tanga y la misma cuerda estaban ya húmedas. Mis labios estaban crecidos llenos de sangre, y eso hacia que el roce de las cuerdas exteriores se hiciera mas patente.
Cuando subimos al auto sonrió y dijo:
Te veo como abochornada, ¿tienes calor clara?
La respuesta me salio espontánea pese a que no acostumbro ese tipo de expresiones no pude evitar el decirle:
No Señor, no tengo calor, lo que pasa es que estoy muy caliente.
JAJAJA rió, te salió lo zorrita. Alargo su mano y la metió entre mis piernas abiertas.
¡Caramba¡ en verdad estas caliente, estas toda húmeda.
Si, Señor lo estoy.
Durante todo el camino fue hablando sobre lo que podría hacer para quitarme esa calentura. Cosas como:
MMM me gustaría acariciarte lentamente toda, besar tus senos mientras mis dedos te penetran, etc, etc. Para rematar con la pregunta ¿te gustaría, clara?
Esto me excito aun mas. Cuando llegamos a casa, me ordeno sacarme el vestido. Quito mi sostén y se dedico a acariciar mi trasero y mis pechos mientras besaba mi cuello. Empecé a suplicar, por que me permitiera acabar. Me lo negó, me tomo de los hombros y me llevo ante el espejo de cuerpo entero. Quiero que te veas como estas mojada zorrita, ve como se marca la cuerda. Mientras decía eso sus manos empezaron a acariciar mis pezones, Se pusieron mas duros de lo que estaban. Suplique nuevamente y nueva negativa. Me dejo frente al espejo y se sentó de tal forma que me observa y yo a el a través de la luna. Siguió excitándome con sus palabras. Se acerco nuevamente y empezó a soltar las cuerdas cuando cayeron a mis pies su mano se metió entre la tanga y froto fuertemente mi pubis y sexo. Empecé a gemir. Me advirtió que no me fuera a correr que me controlara.
Me recostó de espalda en la cama con mis caderas al filo del pie de la misma.. Mis piernas colgando de la cama. Se, soltó el cinto, desbotono el pantalón, bajo su boxer y tomo mis tobillos con sus manos, abrió mis piernas y me penetro.
No puedes correrte hasta que yo lo haya hecho, ordeno.
Me cogía lentamente, me volvía loca, me hizo suplicar, pedir, confesarle cuanto lo deseaba, que era su esclava, su zorra, etc.
El seguía con su ritmo lento que me enloquecía.
Empezó a cerrar y abrir mis piernas mientras lo hacia. Se corrió dentro de mi. Y al solo sentir que lo hacia, me vine en un gran orgasmo. Cuando nos calmamos un poco, empezó a moverse lentamente nuevamente. Grite la verdad, un nuevo orgasmo se desato de inmediato. Todavía hubo dos más. Uno cuando se salio y el ultimo cuando saco el plug.
No permitió que lo limpiara. Se aseo el mismo se vistió y me ordeno lo hiciera yo.
No había comida y ya era la hora que regresarían los chicos y mis padres. Cuando llegaron encargamos comida rápida.
Mi madre cuando lavamos los platos me dijo que le daba gusto verme tan bien y con un brillo en los ojos. Me reía y le dije que era porque Ella siempre me ve hermosa.
Ya después en calma y durante estos días no he podido dejar de pensar en esa mañana. Por un lado me sorprende como dije el cambio en mi para aceptar ese tipo de cosas pero no puedo aún acabar de manejar como pude excitarme tanto. Y como pude desear tanto llegar al final al grado de que lo que me hubiera pedido se lo hubiera concedido.
El Amo solo dice que lo que pasa es que me estoy liberando y al mismo tiempo aceptando mi naturaleza esclava.


clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel