BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

miércoles, 7 de julio de 2010

Martes para Olvidar

El martes no fue un buen día.

La lavadora de ropa empezó hacer un ruido extraño y tuve que detener el lavado de la ropa.
Llame al técnico y me dijo que no podría venir si no hasta por la tarde. Vacié la Maquina y me dispuse a lavar la ropa a mano. Esto por supuesto que atraso y/o pospuso algunas de las tareas que me había propuesto realizar.
Fui por los chicos y al regreso me puse a hacer la comida mientras ellos jugaban.
La fiebre del fútbol trajo como consecuencias un tiro directo a uno de los floreros de la sala. Deje la comida y e puse a limpiar el agua derramada y los pedazos de vidrio del florero. Afortunadamente las aspiradoras ahora hace maravillas.
Regrese a mi labor culinaria y a poner la mesa.
Cuando el Amo llegó la comida aun no estaba lista y le pedí me aguantara unos minutos y a los chicos que se lavaran las manos.
Se sentaron a comer y a la primera cucharada de la sopa el más grande de inmediato frunció la cara y dijo que no quería. Como buena madre lo primero que se me ocurrió fue llamarle la atención por comer alguna cosa antes de la comida. Y decirle que debía comerla.
Protestó y el Amo le dijo que obedeciera, que debía comerla.
“Es que sabe muy feo” dijo el peque
“De todas formas te la comes” dije.
El Amo probó la sopa y dijo que en efecto estaba mala.
Por las prisas en vez de ponerle sal común le había puesto sal de ajo.
Retire la sopa y me disculpe por el regaño con el chico.
El Amo sonriendo dijo:
“Creo que deberíamos ponerle como castigo a Mamá el que se coma ella la sopa, jajaja”
Me reí con ellos y dije "NOOO".
El Amo dijo:
“Entonces guarda un plato grande de sopa para tu cena clara"
Seguimos comiendo y  como lo hace casi siempre, preguntó sobre que novedades había. El más pequeño en su inocencia comento lo del gol de su hermano y la atajada fallida que tuvo como consecuencias la destrucción del florero.
Pregunto la razón de jugar futbol en la sala en lugar de en el patio o bien esperar a ir al parque, una llamada de atención al chico y una mirada a esta esclava antes de cambiar la conversación, fue el resultado.
Los chicos se levantaron de comer y fueron a ver la TV.
Por la tarde vino el técnico y arreglo la lavadora. No pudimos salir al parque y los chicos estuvieron infernales.
El Amo llamo para decir que llegaría un poco tarde y tuve que bañar y acostar a los chicos que no querían dormirse hasta que llegara su padre. Por fin el cansancio, las amenazas y tres cuentos leídos después, se durmieron.
Prepare la mesa para la cena y me fui a dar una ducha.
Me cepillaba el pelo cuando llego a Casa el Amo. Me dio como cada que llega mi beso, me dio sus cosas para que las pusiera sobre la mesa de la sala y pregunto sobre mi tarde mientras se dirigía a la recamara a ponerse cómodo.
Le conté mis penas, mi frustración y que me sentía deprimida.
Me consoló un poco me abrazo y ordeno que fuéramos a cenar.
Prepare lo que me pidió y me indicó que me sentara con EL
Me serví una taza de café y me senté frente a EL
Hablamos un rato, sobre la compostura de la lavadora y mientras lo hacíamos se puso de pie y fue a la cocina. Oí el Microondas funcionando y le pregunte que hacia.
“Solo caliento algo”
Si bien siempre estoy lista para servirle en ocasiones le gusta hacer algunas cosas por si mismo.
Regreso con un gran plato de la sopa, que afortunadamente (Se que con este post me estoy ganando un castigo) no había tirado, no tanto porque el me lo pidió si no que cuando iba a hacerlo toco a la puerta el técnico de la lavadora y sin pensar lo guarde en la nevera.
Lo colocó en la mesa y me acerco una cucharita de las de postre para que comiera.
Cuando termine con el plato me indico que lamiera el mismo hasta dejarlo completamente limpió.
Cuando lamía el plato dijo:
“ No es por que te hayas equivocado con la sal y haya quedado mala la sopa. Es por no haberte cerciorado de lo que decía el chico antes de llamarle la atención”
Junte las cosas y el se puso a ver la TV. Cuando termine y me senté a sus pies. Me indico que no lo hiciera, se levanto y me llevo de la mano hasta donde se encontraba una de las sillas del comedor. Hizo que me reclinara y apoyara mis manos en los descansa brazos de la silla.
Levanto mi bata dejando mi trasero al aire. Se puso delante de mí y se sacó el cinto del pantalón.
“Se que fue un día difícil” dijo mientras daba vueltas a mi alrededor.
“pero debes entender que los chicos necesitan supervisión siempre y disciplina. No debiste permitir que jugaran futbol en la sala”
Dos cintarazos cayeron sobre mis nalgas. Ardieron como hierro candente.
Me ordeno irme a mi rincón hasta la hora de dormir
Mas tarde ya acostados me hizo el amor de forma tierna y amorosa.
“Ya que tuviste un día malo, que al menos termine bien querida”
clara{G}
Esclava domestica y sexual
Por voluntad Propia
Propiedad del Sr. Gabriel

No hay comentarios: