BIENVENID@S

clara{G} Esclava propiedad del Sr. GABRIEL les da la más cordial bienvenida a este espacio

Permitanme compartirles un poco de la historia de como decidi convertirme en esclava domestica y sexual de mi esposo, Amo y Dueño el Sr. Gabriel. Leer mas...

martes, 20 de febrero de 2018

Negación De Orgasmos


Como Esclava se que debo estar siempre DISPONIBLE para lo que el mande, ordene o desee. Y debo estarlo porque le pertenezco, soy su propiedad y el puede disponer de su esclava como quiera, como su compañera, como su mascota, como un simple objeto. Sin embargo esto no quiere decir que este siempre DISPUESTA. Tratare de explicarme un poco. Si bien como dije quizás en algunos momentos sea considerada como algo menos que humana, menos que un animal, como un simple objeto, no dejo de ser un ser vivo con limitaciones físicas que van más allá de mi misma.
Por ejemplo después de un día lleno de trabajo, de problemas y de situaciones estresantes, un día de esos en que una acaba muerta de cansancio físico y mental y que caigo rendida por la noche, créanme que estaré DISPONIBLE para que me tome como quiera por la madrugada y tratare de complacerlo en lo que pida. Sin embargo no estaré (y no porque no quiera) en la mejor DISPOSICION física y mental, como lo estaría si estuviera descansada.
Todo esto viene al caso porque he estado dándole vueltas a lo sucedido hace unos días.
Después de una velada tranquila, se levanto dejando el diario que leía y me llevo a la recamara. Me ordeno subir a la cama y ponerme en la orilla, arrodillada con la cara al colchón y las caderas en alto.
Obedecí  la orden y debo confesar que en ese momento no solo estaba DISPONIBLE si no que me sentía DISPUESTA a darle todo lo mejor de mí y también de disfrutar del momento.

Pidió mis manos a la espalda y las ato. La almohada cayó sobre mi cabeza. Sus manos se metieron entre mis muslos separando un poco más mis rodillos y dejándome aun mas expuesta y debo confesarlo también más DISPUESTA.
Dio dos nalgadas no muy fuertes antes de dejar caer un poco de lubricante a la entrada de mi Ano. Mi mente empezó a trabajar aun más y al preguntar, recibí la orden de que callara. El por su parte tampoco dijo más y empezó con su dedo a lubricar mi culo.
“Te estas excitando de más perra” - Dijo – “Vuelvo pronto. Contrólate”
Esto en vez de ayudar tuvo el efecto contrario.
Después de unos minutos regreso y ordenándome me relajara, traía en sus manos un rosario  de 5 bolas anales que metió en mi culo.
Nuevamente sus manos entre mis muslos, me acomodaron y me tocaron poniéndome más Excitada. Un nuevo lapso de ausencia que me ayudo a controlarme un poco.
A su regreso, ordeno:
“No puedes correrte”
  Nooo pensé, será una de esas sesiones que no me gustan. Nunca me ha gustado quedarme sin terminar.
Estaba inmersa en este tipo de pensamientos y tratando de no pensar en el placer que ya me invadía cuando sentí su polla dura apartando mis labios y penetrándome vaginalmente. El de pie a la orilla de la cama tomaba mis caderas y entraba y salía cambiando el ritmo. Trate de poner mi mente en blanco pero no podía evitar el placer que sentía. Ahí estaba indefensa, a su merced como su objeto, como su juguete.
No pude evitar el pedirle me permitiera acabar.
No- dijo- No puedes y paro sus embates. Espero unos segundos y se salió.
El tiempo me parecía eterno, no podía ver si seguía a mi lado, o había salido de la habitación.
-No puedes correrte- volvió a ordenar.
De pronto nuevamente me penetro. Se repetía la historia. Y mi deseo crecía.
Nuevamente le pedí me dejara terminar. Paro en seco, salió de mi vagina y dijo:
-No, no puedes-
Suplicas sin respuestas y nuevo abandono en la recamara por otros interminables minutos.
Regreso y sus manos empezaron a frotar mi coño cuando me escucho nuevamente gemir empezó lentamente a sacar cada una de las bolas de mi culo…
-Me voy a correr- dije
-No no lo harás, no tienes permiso- dijo sacando de golpe las bolas que quedaban dentro. 
Se retiro nuevamente y al regresar me ordeno bajar de la cama y ponerme de rodillas. Saco su polla y metiéndola en mí boca empezó a follarla con movimientos rápidos, fuertes y enérgicos, guiando mi cabeza con sus manos. Dos o tres veces me repegó a su pubis asfixiándome por unos segundos. Por fin se corrió dentro de mi boca ordenándome tragar su semen.  Cuando nos recuperamos me hizo ponerme de pie y metió sus dedos en mi vagina húmeda los saco me los dio a lamer.
-Estas muy mojada-
-Si Sr. así me ha puesto-
-eres una buena chica clara-
-Gracias Sr-
Desató mis manos de la espalda y pensé que seguiría usando a su esclava. Verdaderamente lo necesitaba dentro de mí, necesitaba acabar.
-hora de dormir clara-
-pero Sr…- balbucee-
-pero que clara-
-Quiero, necesito acabar Sr estoy muy caliente-
-¿Quieres o necesitas?-
-quiero Sr-
-Bueno clara no lo harás, tus orgasmos te recuerdo son míos…-
No pude dormir bien. No me gusta quedarme excitada
Me desperté al sentir sus dedos penetrándome nuevamente…
-veo que sigues mojada-
-Si Sr- dije muy humildemente pensando que obtendría la satisfacción que buscaba.
Pero nunca llegó
Mientras desayunábamos dijo:
-sabes clara, me gusta la idea de que permanezcas siempre así, caliente, húmeda y dispuesta. A partir de hoy tienes prohibido tener un orgasmo, y puedes tocarte cuanto quieras pero deberás al menos tocarte dos veces al día,  una por la mañana y otra por la noche al punto de casi orgasmar y detenerte. Si por algo empiezas a correrte deberás hacer lo necesario para que se corte ese orgasmo de tal forma que no sea placentero. Y en cuanto te recuperes volverá a ir hasta el borde otras dos veces como escarmiento.-
-Entiendo Sr. ¿y cuando podre acabar Sr.? –pregunte
-no lo se quizás nunca más o quizás solo unos días-
-Pero Sr....-
-sin peros clara-


Estos días han sido realmente difíciles, mi ánimo ha estado de los mil demonios, y las dificultades de seguir sus deseos han sido grandes y múltiples.

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

viernes, 12 de enero de 2018

Sencillo Y Fácil


Hay quienes me dicen que si después del tiempo, la relación no cae en la rutina y quizás la monotonía como muchas veces sucede en una relación vainilla. Hay quien también me alaba diciendo que soy una esclava con un nivel alto y que me admiran.
Quiero comentar que para aquellos que me alaban, que yo no creo tener ese nivel que ellos piensan que tengo. De hecho en ocasiones el Sr. Gabriel me hace bajar de esa nube (en que a veces me subo) y ponerme en mi sitio.
Para los que me preguntan sobre la monotonía, debo decir que como en una relación vainilla hay cosas que son rutinarias y a veces monótonas pero se tienen que hacer igual. Limpiar la casa, cuidar los chicos, hacer de comer, etc. Eso es igual quizás agregaría algunas rutinas y protocolos propios de la relación Dueño esclava.
Sin embargo pienso que en cualquier relación se puede caer en el aburrimiento y rutinas que provocan que la relación cambie de cómo era en un principio. Pero eso no es culpa de la relación o el tipo de relación en si misma es culpa de las personas que están en dicha relación.
En mi caso y hablo por mi como la esclava del Sr. Gabriel, esto no ha sucedido y en la mayor parte de que esto no suceda es merito del Sr. Gabriel mas que mío.
Siempre esta procurando que avance, que me supere en todos sentidos y formas, me demuestra cada día cuanto aprecia mi entrega, es el faro que marca que ruta debo seguir para complacerlo.
No digo que todo sea fácil, mas bien diría lo contrario a quienes piensan que ser una esclava es cosa sencilla. Yo al menos regresando a si se vuelve rutinario y aburrido el día a día no lo experimento y por poner un ejemplo hay alguna cosas que pueden parecer muy sencillas y simples como lo sucedido hace unos día.

Mi plan de la mañana era bastante sencillo.
Llevar a los chicos a la escuela (El Sr. Gabriel tenia un desayuno)
Ir al Gym con unas amigas
Desayunar con Ellas
Surtir  parte de la despensa en el autoservicio
 Ir al Banco a hacer unos pagos y recoger una chequera

Cosas bastante rutinarias pero necesarias.
Sin embargo temprano antes de salir el Sr. Gabriel dispuso algo muy sencillo (así parecía)
Mi atuendo de ese día seria:

Una remera, unos leggins y unos zapatos deportivos (tenis).
Sencillo ¿no?  Bueno debo contar que tan sencillo fue.

Mi parte vainilla empezó con conflictos con mi parte esclava. Todo lo que iba a realizar eran cosas vainillas y el salir sin bragas ni sostén, ni cambio de ropa me causarían algunos problemas, pero mi parte esclava sabía que no había opción. Debía obedecer
Cuando salí fuera de casa el frio de la mañana de inmediato actuó y pude sentir como mis pezones rozaban con la tela de la remera. Afortunadamente no era muy pegada pensé yo. Llegamos a la escuela y tuve que bajarme para llevar a los chicos a la puerta y entonces pude darme cuenta que debía tener cuidado porque los leggins al no traer bragas marcaban mi coño. Mi mente Vainilla de Sra. Respetable (no es que no lo sea) empezó a hacerme imaginar que todo mundo me miraba, y sabia que no traía nada mas puesto. Por otra parte mi parte esclava no podía dejar de excitarse un poco  con la situación.

Camino al Gym trate de no pensar en nada. Al bajar de la camioneta me cuide de arreglar los leggins. Afortunadamente con la calefacción de la camioneta mis senos estaban cómodos y discretos. Así que bueno todo empezaba a ser sencillo, después de todo no era la primera vez que salía sin bragas ni sostén.
No contaba con que el ejercicio me haría sudar. Empecé a sentir como gotas de sudor resbalaban por el canalillo de mis senos. Clara tu Remera se humedecerá y te delatara dijo mi mente.  La costura de los leggins por más que los acomodaba de cuando en cuando no dejaba de rozar en mi coño excitándome. Baje un poco el ritmo, invente excusas para parar un poco etc.

-Estoy muy sudada- dijo una de las amigas cuando terminamos, démonos una ducha rápida.

Mi mente trabajo a mil por hora. Se darían cuenta ya que las duchas de mujeres son comunitarias.

-Creo que pasare, por las prisas olvide mi cambio de Ropa- dije

-Vamos clara no importa te pones la misma ropa al fin de cuentas te refrescaras un poco.- Dijo otra de ellas.

No me quedo mas que aceptar y para evitar se dieran cuenta casi corrí a las duchas para desnudarme rápido y no se dieran cuenta  (Tengo fama entre ellas de ser puritana, jajá) y me duche pronto para salir antes que ellas con el mismo fin. (Sencillo todo ¿no?)

Fuimos a desayunar sin mas problema que el de mi mente que hacia excitarme más, solo de pensar que alguien podría darse cuenta.

El surtir la despensa fue algo relativamente sencillo hasta que entre en la cámara fría donde venden las frutas y verduras. Y habiéndome olvidado de todo no me di cuenta que la remera empezó a mostrar mas de la cuenta, hasta el momento que note que uno de los empleados no despegaba la vista de mi persona. Me puse roja y salí de ahí de inmediato directo a las cajas. (Sencillo ¿no?)

A esa hora ya el calor de la ciudad era fuerte, no quise prender el aire de la camioneta para evitar que se repitiera la situación debía aun ir al banco. Al llegar al banco me encontré con que el aire acondicionado de la sucursal no funcionaba y estaba lleno de personas. Tome una ficha y me resigne a esperar. Empecé a sudar y la remera a mojarse marcando mis axilas y la parte superior del cuello. Los leggins se pegaban  por el mismo motivo y no sabía que era mejor si seguir sentada y soportar que el plástico del sillón donde esperaba siguiera haciendo sudar mi trasero mojando los leggins o bien pararme y caminar teniendo que acomodármelos a cada momento delante de tanta gente.
Por fin me toco el turno. El joven que me atendió no me quitaba la vista de encima (lo mas seguro por verme toda sudorosa y desaliñada ya a esa hora) pero mi mente no dejaba de decirme “Se ha dado cuenta, debe estar pensando que eres una zorra” Trataba de desechar esos pensamientos que inconscientemente me excitaban.

-Su chequera se la entregan en la caja 2- su voz me saco de esos pensamientos. Le 
di las gracias y antes de levantarme por milésima vez arregle mis leggins lo más discretamente posible.

Llegue a la caja y el chico que ahí estaba me informo que tardarían unos minutos en traerle la dichosa chequera.

-Hace mucho calor, se nos descompuso el clima-

-si hace mucho mira como estoy ya bañada en sudor- ¿Estúpida que fue ese comentario? Pensara que te estas insinuando, ¿no te das cuenta como vienes vestida?

Le mente es traicionera siempre jajaja

-Si Sra. Una disculpa, imagínese nosotros ¿como estamos? Nos dieron permiso de quitarnos el Saco pero aun así estamos como Ud. dice, bañados en sudor. Pero mire ya esta aquí su chequera me firma por favor.-


Le dije que entendía, firme y Salí de ahí corriendo (sencillo ¿no?) subí a la camioneta puse el aire a todo lo que daba y ya no me importo ni que mis pezones se pusieran duros, ni que los leggins se metieran en mi coño mojándome y mojándose, dándome un rico placer, después de todo no es difícil ser la puta esclava del Sr. Gabriel.
Ya mas tarde reflexionando y hablando sobre todo esto con El Sr. Gabriel, me hizo la reflexión que toda la dificultad estuvo en mi mente. que lo más seguro es que nadie se haya fijado ni dado cuenta y que debo seguir avanzando y creciendo para que en mi cabeza no haya esas dudas ni temores de comportarme como lo que soy cuando el así lo quiera. (facil ¿No?)

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

viernes, 1 de diciembre de 2017

Todo Es Suyo


Regresábamos a casa en el auto, después de dejar a los chicos en casa de mis padres, donde pasarían la noche cuando  el Sr Gabriel de pronto dijo:

"Clara Quítate las bragas"

Voltee sorprendida pero al oír que me llamaba por Clara y ver  esa mirada que conozco bien simplemente lo hice.

"Ahora levanta tu falda y abre tus piernas". 
Ordenó nuevamente
Hago lo que me indica y sin pensarlo me empiezo a humedecer.

"Pasa los dedos por los labios de tu coño".
Ordenó

No me atrevo Señor. ¿Qué pasa si alguien ve?

"Nadie está cerca, perrita. Nadie verá y si ve lo disfrutara. Ahora hazlo, como una buena puta. Te he dado una  orden".

Comienzo  a pasar mis dedos sobre mi coño, que de inmediato responde, tanto a la estimulación como a la humillación de tocarme  en el coche. Pero  sobre todo es el saber que no es correcto y la maldad de mi Amo al ordenarme que lo haga expuesta a ser vista lo que hace que me sienta tan caliente y excitada. Durante los siguientes diez minutos, él me da instrucciones y las sigo al pie de la letra. 
Separé los labios de mi coño. Hice círculos sobre mi entrada. Lentamente me penetre con un dedo, luego dos. Finalmente, me  dijo que comenzara a mover suavemente mi clítoris hacia adelante y hacia atrás. En este punto, estaba ya gimiendo fuerte. La alarma interna se encendió. Estaba llegando al borde rápidamente y antes de llegar al punto sin retorno retiré mi mano. Yo nunca me corro sin permiso.

"¿Te dije que pararas, puta?" Dijo

"No, señor ..." murmure simplemente, devolviendo mi dedo a mi clítoris, "pero me estaba acercando mucho. ¿Puedo correrme?" agregue

"Por supuesto que no, puta". Respondió

"Entonces déjeme parar, señor. Por favor, estoy tan cerca, es tan difícil". Supliqué

"Está bien, me gusta cuando es difícil para ti. Los ruidos que haces son muy adorables. Para un poco".

Respire un poco aliviada, y trate de parar mi cerebro también para no pensar en lo que sentía.

“ya estas mas tranquila” dijo después de unos minutos. “continua con lo que hacías”

"¿Cuánto tiempo durara esto, señor?" me atreví a preguntar

"Bueno, estamos a unos quince minutos de casa. Te quiero tan desesperada cuando llegamos que solo la fricción de caminar sea casi suficiente para que te corras. Quiero que estés en el estado adecuado para cuando te doble sobre el mostrador de la cocina y te coja ".

"Sí señor."

Mi orgullo de esclava empezó a brotar y en mi mente solo podía decirme a mi misma
“Quince minutos Clara puedes hacerlo, solo son quince minutos. Dios, se siente tan bien. Demasiado bueno. Oh Dios, me voy a correr si no me detengo. Clara disminuye la velocidad, retrocede un poco, no pienses en el placer, ve al límite. Ahí, justo allí. Mantente al borde. No te corras. Puedes hacerlo durante quince minutos.
Su voz me saco de mis pensamientos

"Pero déjame ser claro sobre algo, zorra. Tu coño es mío. Me lo diste, ¿recuerdas? Y mi coño solo se corre cuando yo quiero que lo haga. No me importa si es difícil para ti. Si yo quisiera me pararía  al lado de la acera y me estacionaria allí por una hora mientras tu seguirías frotando ese  clítoris que es mío y mantendrías guardado ese orgasmo que tanto deseas y tu entonces encontrarías la manera de hacerlo. Porque ese es MI Coño, y si se corre sin mi permiso, entonces tú " me estarías robando el orgasmo. ¿Lo entiendes?”

"Sí, señor", gimo, ya que sus palabras solo hacen que sea más difícil el poder contenerme y no correrme.

"¿A quién pertenece ese coño?"

"A Ud., señor".

"Dilo como debe hacerlo una buena esclava".

"Ud.es el dueño de este coño, señor. Mi coño es suyo".

"Buena chica. Ahora sigue repitiendo eso mientras llegamos ya estamos cerca. Estamos casi en casa y mi polla quiere explotar dentro de ese coño mío, caliente, mojado y ansioso de ser usado".

Aguanta Clara ya llegamos, ya lo lograste, eres una buena esclava, EL estará orgulloso de ti. Concéntrate, solo tienes que dar unos pasos a la cocina y lo abras conseguido.

clara{G}
Esclava domestica y sexual 

Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

sábado, 7 de noviembre de 2015

Dueño De Mi Placer

Estuvo varios días fuera y me prepare para recibirlo de la mejor manera. Dormí a los chicos temprano, preparé la cena que le gusta, coloque velas en la mesa y flores en la repisa. Me duché, depilé y me puse perfume. Mi collar fue la única prenda que me puse para esperarlo.
Pasaron las horas y no llegaba. Hable al Aeropuerto y me dijeron que el vuelo estaba retrasado.
Por fin después de un largo tiempo de espera y cuando ya casi me quedaba dormida en el sofá de la estancia, escuche llegar el taxi que lo traía de regreso a casa. Encendí las velas y atenue la luz de la estancia. Entró, dejo el saco y maleta en la estancia. Se acerco me beso, con un beso rápido y pregunto como estábamos. Le respondí que bien y que en unos momentos estaría la cena nuevamente caliente.
-Olvídate de la cena. Vengo muerto de cansancio, solo quiero dormir. Iré a ver a los niños. Te espero en la recamara.-
Las cosas no salieron como lo planee, una noche llena de pasión, sexo y amor. Apague nuevamente las velas, guarde la cena en la nevera y fui a la recamara. Dormía ya profundamente y me costo trabajo ante la vista de su cuerpo desnudo reprimirme y no despertarlo con una buena mamada.
Me metí a la cama a su lado tapándonos con las sabanas. Me costo un buen rato conciliar el sueño.
En la madrugada fui despertada al sentir como sus dedos se metían en mi coño y casi de inmediato el apartar de las sabanas a un lado. Estaba aturdida y sin comprender de inmediato que estaba pasando. De pronto sentí su polla deslizándose entre mis muslos y empujando a través de los labios de mi coño, me penetro profundamente mientras permanecía acostado a mi lado.
Fue algo tan imprevisto que no pude mantener el control. El placer instantáneo de tenerlo dentro de mi después de varios días de no tenerlo cerca, me hacia sentir que mi coño se derretía de placer al poder abrazar su polla dentro de mi.
La verdad es que nunca me canso ni deja de sorprenderme que su pene lo sienta siempre tan sorprendentemente placentero y excitante ya que siempre se mueve dentro de mi, fuerte, duro, provocando grandes e interminables oleadas de placer. Me encanta sentir -como hoy en la madrugada- sus dedos clavándose en mis muslos, en mis nalgas y en mi culo mientras su cuerpo empuja mas y mas su polla dentro de mi con cada embestida. Empecé a perder el sentido real del momento y el espacio. Me sentí flotar en el aire. Solo existía EL empujando, follándome y el placer que me daba. En mi mente solo podía ver u oír las preguntas que yo misma me hacía. ¿Cómo puedo sentirme tan afortunada? ¿Cómo es posible sentir tanto placer?
Ha sido muy difícil el día de hoy. Durante todo el día no he podido dejar de pensar en lo increíble que fue. Lo increíblemente placentero que fue sentirlo tan dentro de mi, moviéndose y volviéndome loca de placer. Lo agradable que fue sentir como al correrse su cálida leche se desbordaba de mis entrañas y se deslizaba por mis muslos. Y cada que recuerdo todo esto, nuevos pequeños orgasmos atacan mi ser.
Llegara en unas pocas horas del trabajo y se que le rogare, suplicare o haré lo que sea para que me tome nuevamente ya que mi necesidad y el deseo siguen creciendo minuto a minuto dentro de mi pese a todos mis esfuerzos por controlarlos. Lo necesito a EL. Lo quiero dentro de mi, Debo tenerlo. Quiero que haga que me corra como si no hubiera tenido un orgasmo por meses. Quiero que me haga gritar su nombre y ahogarme en el placer que me envuelve con cada ola de orgasmos que quiero me de.


clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

viernes, 17 de octubre de 2014

Mi 24/7


Una relación Amo/sumisa/esclava del tipo 24/7 no quiere decir que se este permanente en una sesión. Para muchos es por cuestiones prácticas muy difícil o casi imposible poder llevar una relación de este tipo. Y no porque no se quiera si no porque hay elementos externos, como relaciones sociales, familia, trabajo etc. que lo complican. Esto los lleva a mantener una relación en la que por ejemplo pueden dedicarle un fin de semana a experimentar  la sumisión y el dominio en sesiones mas o menos formales y para el resto de la semana pueden hacer una vida total o casi totalmente vainilla. Quizás haya algunos elementos en el transcurso entre sesión y sesión donde mediante mensajes o llamadas telefónicas experimente algo extra de esa relación.
En el caso de la relación entre el Sr. Gabriel y esta esclava poco a poco hemos logrado con trabajo y esfuerzo que sea una relación 24/7. La clave para que funcione de esa manera esta en la comunicación diaria y continua de lo que ambos esperamos y deseamos de la relación y como lograr el que como su esclava me sienta plena y el como Dueño de la misma sienta que esta en pleno control de su propiedad.

Tratare de dar una idea de lo que es para El Sr. Gabriel y para esta esclava su relación 24/7 y como la vivimos

Cierto es que la vida no deja de correr por tener una relación de este tipo. Hay que llevar a los chicos a la escuela, hacer tareas, enfermedades, compromisos sociales, cuentas que pagar, etc. como en cualquier relación.  Parte de lo que hemos encontrado gracias a esa comunicación de que hablaba al inicio, es que todo incluyendo esas cosas simples o complicadas no dejen de tener en el día a día un toque de lo que es la relación 24/7  Dueño/esclava.

Una forma de garantizar que ambos sentimientos el de Dominación por parte del Sr. Gabriel y el de entrega por mi parte sigan presentes cada día es el no caer en zonas de confort. Esto lleva un gran trabajo por parte de mi Amo y de esfuerzo por complacerlo de mi parte.

Unos pocos ejemplos de cómo hace que cada día y en forma permanente no perdamos de vista lo que pretendemos de nuestra relación  pueden ser los siguientes:
Esta semana ha establecido una rutina para su esclava la cual a grandes rasgos tratare de describir.

La hora de despertar debe ser a las 6.00 hrs.
Poner la cafetera,
Ir al baño (nunca debo cerrar la puerta) y desahogar mis necesidades.
Darme una ducha y mientras lo hago revisar que el afeitado de mi vello corporal este perfecto.
Secarme, ponerme crema y perfumarme con el perfume que mi Amo haya escogido la noche anterior.
Regresar a la recamara y si esta dormido despertarlo haciéndole sexo oral. Si esta despierto pedir su permiso para hacerlo. Debo hacerlo hasta que me indique que es suficiente y me detenga.
Mientras se ducha debo vestirme con la ropa que el Sr. Gabriel haya escogido la noche anterior y peinarme con una cola de caballo.
Hacer la cama y colocar su ropa en orden para que se vista o en caso de que lo requiera ayudarle a hacerlo.
Despertar a los chicos y preparar el desayuno.
Cuando el se presente a la mesa debo servirle su taza de café de inmediato.
Ayudar a los chicos a vestirse y peinarse.
Servir el desayuno y preparar el refrigerio de los chicos.
Despedir al Amo y los chicos.
Arreglar el cuarto de los chicos y la cocina
Peinarme y maquillarme de acuerdo a las instrucciones recibidas la noche anterior.
Hacer las diferentes actividades de acuerdo a lo hablado la noche anterior.(ir al banco, encontrarme con alguna amiga, Hacer algún tramite, visitar alguno de mis clientes, etc)
Recoger a los chicos de la escuela
Preparar la comida.
Dar de comer
Arreglar la cocina
Despedirlo en la puerta si vino a comer
Ayudar a la tarea de los chicos 
Por la tarde salir al parque con los chicos
Bañar a los chicos
Preparar la cena y darles de cenar
Si El Amo llegó temprano, cenar con El y los chicos y mientras los duerme arreglar la cocina
Si llega tarde dormir a los chicos, preparar la cena del Amo y después de que cene arreglar la cocina.
Informarle detalladamente sobre mis actividades y cosas del día y lo que debo hacer al día siguiente para que pueda planificar mis actividades.
Servir una taza de café en la estancia frente a la TV
Desnudarme y echarme o sentarme a sus pies. Y estar disponible y atenta a cualquier orden.
Cuando lo indique ir a la recamara. Preguntar que desea vestir al día siguiente y que loción prefiere.
Sugerirle lo que pienso seria adecuado vestir al día siguiente de acuerdo a mis posibles actividades para que escoja que debo usar, igualmente sobre el peinado, maquillaje y perfume.
Acostarme a dormir cuando lo ordene y vestida como lo considere, (desnuda, camisón, lencería, etc.)

Como ven hay un montón de detalles que me hacen pensar durante todo el día en lo que soy, en lo que escogí ser, en saber que el es quien ordena y manda y que cualquier falta será castigada.

Para evitar que se hagan costumbres o rutinas comodinas, sus instrucciones pueden cambiar en el momento que el lo decida y por supuesto aunque parecidas, las rutinas son cambiadas  de forma bastante frecuente. Todo eso independientemente del control que puede ejercer a través del teléfono o bien de redes sociales.

Este control y rutinas no son del todo rígidas en el sentido de que en un momento dado puedo según las circunstancias cambiar o modificar alguna parte de la misma, pero eso si solicitando su permiso de que puedan ser alteradas. Y como Dueño de esta esclava, por supuesto que el tiene todo el derecho de alterarla en cualquier momento que desee.

Como se puede ver no es que este en sesión permanente, no es que me azote todo el tiempo o mantenga una actividad sexual, de humillación o de cualquier otra práctica de las que acostumbramos ver en las “sesiones formales” y donde planifica perfectamente que desea obtener de su esclava, ya sea una sesión de adiestramiento o bien para su exclusivo placer.

Como una última reflexión debo decir que la comunicación es esencial e imprescindible para ir avanzando en ese ideal que tenemos ambos. Creemos que se puede lograr a pesar de los compromisos y relaciones que existen en nuestro diario vivir. Es indispensable esa comunicación y confianza para poder hablar de lo que necesito como su esclava, para sentirme mas suya, mas entregada y mas su propiedad (control, retos, tareas, etc.) y por parte de EL que desea de su esclava para que pueda ayudarla a avanzar en su esclavitud y EL poder avanzar en el control y dominio de su propiedad. 

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

lunes, 22 de septiembre de 2014

Orgasmos Forzados

La boda estuvo hermosa. La fiesta sensacional. Bailamos prácticamente toda la noche. Había pasado ya mucho tiempo desde la última vez que tuvimos la oportunidad de pasar una velada como esta.
La fiesta terminó ya muy entrada la noche. Los Novios se habían despedido dos horas antes. Nos despedimos de los papas de los novios y nos dirigimos a casa. Al llegar me abrió, como normalmente lo hace, la puerta del auto y me dio su mano para ayudarme a bajar. Me paso el brazo por la espalda y tomándome de la cintura me llevo dentro de casa. Me beso y en ese momento dijo:
-Esperame aquí clara, en un momento regreso-
El “clara” me hizo saber que tenía planes para con su esclava. La noche romántica de pareja había terminado.
Después de unos minutos regresó descalzo y vistiendo solamente un pantalón deportivo. Se acerco donde lo esperaba y tomándome de la mano me llevo hasta el centro de la estancia. Me dio un pequeño beso mordisqueando mi labio inferior y en seguida me dio la vuelta quedando a mis espaldas. Me abrazo por detrás. Uno de sus brazos me rodeo la cintura y me pego a Él. Su boca besaba mi cuello y murmuraba en mi oído diciéndome cuanto me deseaba. Pude sentir su erección en mi trasero a través de la tela. Su otro brazo terminó el abrazo a la altura de mis senos. Acariciándolos con su mano. La mano bajo de mi cintura y empezó a acariciar mis muslos y mi coño sobre la tela del vestido. No tardo en lograr que de mi pecho saliera un gemido de placer. Se detuvo. Tomó una silla y se sentó frente a mí diciendo:
-Quitate el vestido-
Obedecí, el vestido cayo a mis pies quedando frente a Él solo con el sostén las pantimedias y los tacos.
-Acércate-
Cuando me acerque, con sus manos desgarro las pantimedias. Una de sus manos y dedos empezaron a jugar con mi sexo, mientras la otra acariciaba mi trasero y mis muslos.
-Los tacos-
Me despoje de los zapatos lo que me permitió estar más cómoda y más estable ante sus caricias y juegos.
Aparto la silla a un lado, se agacho y me ordenó con sus manos que separará más las piernas. Tomó mi trasero con su manos y pego mi coño contra su boca. Su lengua y su boca de inmediato hicieron que mis caderas se movieran contra ellas buscando más placer.
-No puedes terminar hasta que yo te diga-
-Si Sr.-
-El sostén-
Como mejor pude solté el broche, quedando totalmente desnuda. Una de mis manos no pudo evitar el tomar su cabeza en un intento de repegarlo aun más. De inmediato paro.
-Manos a la nuca perra- dijo reconviniéndome, para agregar -No cierres los ojos-
Obedecía y sus manos volvieron a repegarme nuevamente a su cara. Mientras una de ellas me apretaba contra el la otra se dirigió a uno de mis pechos. Apretó la teta con fuerza, para después pellizcar el pezón y jalar un poco de el. Su mano en mi seno lastimándolo provocaba que el placer que su boca me daba se convirtiera en algo muy intenso.
-No aguantare mucho Sr.- le informé
-Puedes correrte cuando lo desees-
Un minuto después un gran orgasmo llegó, no solo lo sintió si no que mis gemidos y un pequeño grito de placer inevitable de mi parte se lo confirmó. Sus manos me repegaron aun más a su boca. Mis muslos temblaban ante la fuerza del orgasmo y solo porque sus manos me sostenían de los glúteos no me derrumbe en el suelo.
Por fin se despegó de mí, seguía sosteniéndome ahora de pie por la cintura. Cuando sintió que podía sostenerme por mi misma me beso con un beso fuerte, intenso. Su lengua follaba mi boca, como momentos antes lo hizo con mi coño. El dedo índice y medio de una de sus manos me penetraban al mismo tiempoque su pulgar jugaba con mi clítoris. Gemí.. Un nuevo orgasmo se avecinaba. Entre gemidos solo acerté a decir:
-Gmmm Sr…-
-Puedes hacerlo clara, no te detengas. Correte para Mí-
Llegó igual o más intenso que el anterior. Me sostuvo y me ayudo a llegar hasta el sofá, donde me depositó.
Me beso en el pelo y una vez que me vio más calmada dijo:
-Descansa un poco. Regreso enseguida-
Pese a que ya habían pasado algunos minutos, pequeños microorgasmos seguían apareciendo haciéndome temblar un poco y obligándome a cerrar las piernas.   
Cuando regreso minutos después se dirigió a la barra, traía en sus manos algunas cosas que deposito a un lado. Saco dos copas una de agua y otra de vino. Destapo la botella de vino y sirvió agua y vino en las copas respectivas. Se acerco con ambas copas al sofá donde estaba hecha una bola. Toco mi hombro y dijo Bebe alargando la copa de agua. Di un buen trago y me ofreció la de vino, dije con la cabeza que no e insistió. Dí un pequeño trago y se retiro dejando las copas nuevamente sobre la barra.
Tomó unas cuerdas y me llamo otra vez al centro de la estancia. Empezó a trabajar en un corpiño de cuerdas, La cuerda se deslizaba hábilmente sobre, bajo y alrededor de mis pechos y en mi espalda. De tanto en tanto se retiraba para admirar su obra. Pese a los orgasmos experimentados no podía dejar de sentirme excitada por el roce de sus manos y la cuerda sobre mis pechos.
Cuando quedo satisfecho me ordenó ponerme de rodillas. Obedecí. Se acerco a mi cara y pude sentir en ella la erección de su verga bajo la tela del pantalón.
-Manos atrás- ordenó
Saco con sus manos su pene y lo empezó a deslizar por mis labios. Abrí la boca de inmediato pensando quería follarme oralmente.
-Cierra la boca-
Su polla guiada con su mano empezó a recorrer mi cara y azotar mis mejillas para volver a deslizarse apenas sobre mis labios mojándolos con su liquido preseminal.
Se apartó retirándose unos pasos.
-a cuatro-
Tome la postura y dijo:
-Ven por el-
Su mano sostenía su polla mostrándomela. Avance a cuatro patas y cuando estuve a pocos Cms. Me ordeno parar.
-Estirate-
Por más que estire el cuello y eché el cuerpo adelante apenas pude rozar a punta de su Polla.
-Esfuérzate clara- Dijo retirándose otros pasos más –Ven por ella-
Repitió lo anterior varias veces. De pronto en vez de alejarse dio un paso al frente y metió su miembro de un solo golpe hasta el fondo de mi boca mientras su mano sostenía mi cabeza contra su cuerpo. Entre la sorpresa, la arcada que provoco al pegar contra mi garganta tan inesperadamente y la asfixia brotaron lagrimas de mis ojos. No eran lagrimas de dolor eran simplemente lagrimas que por pura reacción física brotaban, como cuando se mete algo al ojo o bien ante un ataque de risa.
Por fin aflojo la presión y salio de mi boca. No la folló. Me ordeno ponerme de pie y me llevo hasta los pies de una otomana sin respaldo. Se dirigió hasta la barra y regreso  llevando en sus manos una cuerda y algunas otras cosas.
-Tenemos juguetes nuevos clara- dijo mostrándome unos objetos –Creo que los disfrutaras y si no Yo si-

Me mostró un Plug anal de acero inoxidable que a la luz de la lámpara brillaba. Era un plug más largo y un poco más grueso de los que tenía y había usado. Más que lo grueso o que me llamo la atención era que era notablemente mas largo. De igual modo me mostró un vibrador con forma de polla bastante grueso y largo. Los juguetes que había usado hasta ahora siempre habían sido más o menos de  la medida de su miembro.

Me hizo subir a la otomana a cuatro patas dándole la espalda. Me hizo inclinarme de tal forma que mi cabeza quedara sobre la otomana y el culo levantado. Me acaricio el trasero, metió su mano entre mis muslos  y también acaricio mis tetas. Me excitaba, quería a su perra en celo. Deslizo el plug entre los labios de mi vulva, mojándolo con mi humedad al igual que el vibrador apagado. Tomo el lubricante y lo dejo caer en la entrada de mi Ano. Masajeo con el pulgar un poco la entrada. Me relaje esperando y tratando de no ponerme tensa. Llevo el plug hasta mi boca y me hizo lamerlo. Siguió dando masaje a la entrada y puso la punta del plug en ella. Lo empujo un poco y al ver resistencias paró. Lo saco un poco apenas y volvió a empujar metiéndolo un poco más.
-Malo el que dejemos tanto tiempo sin dilatarte clara-
Lo sacaba apenas un poco y volvía a empujar. Sentía como me abría. El ardor y el pequeño dolor me indicaban que ya no podía faltar mucho. Tome aire y trate de relajar un poco mas y por fin con un nuevo empujón estuvo totalmente dentro. Lo sostuvo un momento y después apretó mis glúteos para que no lo expulsara y acabara aceptándolo.
-Buena Chica-
Me sentía completamente llena. Pensaba en ello cuando sentí sus manos atando las mías a la espalda. Lo deje hacer.
Sus manos movieron un poco el plug para ver que estuviera bien colocado provocando oleadas de un dolor placentero y excitante.
-clara voy azotar ese precioso culo que tienes. No es por castigo si no por mi placer simplemente. Quiero verlo marcado.- dijo.
Tomo la fusta en sus manos. La deslizo acariciando mi coño, mis muslos,  mis tetas, mis glúteos. De pronto cayo el primer azote. El golpe seco hizo que me estremeciera. El ardor del mismo aunado al movimiento del plug dentro de mi me hicieron lanzar un gemido parte dolor parte placer.
-¿Como se dice? Cuéntalos-
Sus palabras me sacaron de mis pensamientos sobre como he cambiado. Pensar que antes odiaba el dolor y ahora empieza a gustarme.
-Perdón. Gracias Sr. uno- respondí
No tuvo la mínima piedad, los azotes fueron fuertes, Sentí que el trasero me ardía.
-Gracias Sr. Veinte- dije con mi mar de lagrimas que a partir del N° 14 había empezado.
-Lindas marcas en un lindo trasero- dijo deteniéndose. Fue a la barra regreso con la copa de agua y ayudándome a enderazarme un poco me dio a beber unos tragos. Apagada la sed. Levantando mis manos y brazos por la espalda forzó nuevamente a que mi cara quedara sobre la otomana. Con sus manos abrió aun más mis rodillas dejando todavía más abierta y expuesta. Acaricio un buen rato mis muslos y coño. Sus dedos se metían entre mis labios excitándome. De cuando en cuando dedicaba un momento a mis pechos. Los acariciaba, apretaba o jalaba mis pezones. Tomo de un lado el vibrador y sin encenderlo empezó a deslizarlo entre mis labios. Mis jugos lo mojaban y podía sentir como resbalaban por mis muslos.
-SR- suplique entre gemidos.
-espera un poco clara-
Encendió el Vibrador y empezó el verdadero martirio. Lo movía a través de los labios de mi coño, lo detenía sobre mi clítoris haciéndome lanzar gritos y gemidos y solo decía –Aun no clara-
Me penetraba tan solo con unos cms de aquel vibrador del demonio. Cuando sintió por mis gestos, gritos y gemidos de placer que no podría aguantar ya más me penetro hasta el fondo. Podía sentir como la punta vibraba contra la pared de mi Útero. Mis caderas se movían solas. Mi clítoris completamente erecto ante el roce de aquel juguete se volvía doloroso. Estaba llena con aquel plug que podía sentir vibrar al estar en contacto a través de las paredes de mi coño con aquel aparato de placer infernal.
-correte para mi clara- dijo
Explote en  una serie de Orgasmos múltiples e intensos. Perdí la noción de mi misma, de mí alrededor. Solo había eso… Su voz se escuchaba lejana a mis oídos.
-correte, dámelos, eres mía…- como si estuviera en modo lento.
No se cuanto tiempo paso. Los orgasmos y sus replicas se sucedían uno tras otro. Por fin retiro el vibrador y me dio un poco de tiempo para calmarme.
Fue por más agua. Se sentó sin ofrecerme un trago en una silla observándome. Estaba dejando que me calmara. A el le encantan las sesiones de sexo forzado y orgasmos múltiples. Le gusta que me convierta en un juguete sexual.
Pasaron algunos minutos y levantándose me ofrecía agua. Le dije que no. Estaba agotada, podía sentir el maquillaje todo corrido por las lágrimas y el sudor.
-¿Cansada?-
-Algo-
-¿Estas en condiciones de seguir?-
-Si Sr.- dije titubeando un poco y callando mis ganas de responder con un ¿le importa?
Se acercó con el vibrador en la mano encendido. El ruido del mismo no dejaba dudas.
-Quiero disfrutar de tu culo clara. Llego el momento que tengas a tu Dueño dentro. Pero no quiero librar a tu coño del placer. Así que este juguetito ayudara a mis fines.- dijo deslizándolo nuevamente de arriba abajo entre los labios de mi coño.
Me prepare. ¿Sacaría el plug, primero? ¿Me tomaría por el culo y metería el vibrador después en el coño o al revés primero el juguete y después Él?
No decía nada. Simplemente me miraba con una sonrisa y daba tiempo a mi mente a procesar lo que había dicho.
De pronto simplemente tomo mis caderas y me penetro de un solo golpe. Hasta el fondo. Su entrar y salir en mi vagina un poco cerrada por el plug que oprimía mi pared desde el otro lado, y el roce de su miembro sobre mi clítoris erecto me producían oleadas de placer. Me había tomado vaginalmente.
-SRRrrrr-
-Puedes correrte- dijo atendiendo a mi suplica.
Mi vagina ante los espasmos del orgasmo, apretaba aquella polla dura, la exprimía, su chorro de semen choco contra mis paredes, provocando un nuevo espasmo tanto en Él como en mí. Se quedo un momento quieto disfrutando y a la vez ante la imposibilidad de moverse por la fuerza con que mis musculos apretaban su polla. En cuanto pudo siguió bombeando hasta provocar un nuevo orgasmo en su esclava y derrumbándose materialmente sobre mí. Abrazandome.
Minutos que parecieron eternos, disfrutando de su cuerpo  sobre el mío. Quietos sin decir nada. Por fin se salió provocando una nueva oleada de placer.
Quito las cuerdas de mis manos y abrazándome me cargo hasta la recamara. Me deposito sobre la cama y se acurruco a mi espalda.
-Gracias clara, eres única-
-Gracias a Ud mi Sr.- acerté a responder antes de quedarme dormida en sus brazos.
Me despertó su mano y su beso ya entrada la mañana.
-Despierta, es hora de despertar-
Abrí los ojos y ahí estaba mirándome.
-Vamos la tina esta lista y se enfriara el agua-
Me tomo de la mano y me arrastró hasta el baño.
Caramba como me dolía no solo el trasero si no todo el cuerpo. A cada paso sentía el plug moverse dentro de mi.
-Ven quitemos esas cuerdas y revisemos como estas.-
Quito las cuerdas del bondage de mi torso. Después me hizo doblarme por la cintura y su dedo recorrió las marcas de mi culo.
-Lindas marcas duraran unos días. Habrá que curarlas después del baño-
Acercó un espejo para que pudiera verlas. Ahí estaban bien marcadas. Su marca en su propiedad. Pensaba en eso cuando dijo:
-Ahora afloja- y empezó a retirar el plug de mi culo.
-Ayúdame un poco puja-
Por fin salio dejando ese característico dolorcillo en mi Culo.
Nos metimos en la tina y aunque el ardor por el agua caliente en los azotes de momento no fue agradable al poco tiempo lo fue, más cuando dedico toda su atención a bañarme.
Salió de la tina y me ofreció una toalla. Me seco cariñosamente y de pronto exclamo:
-Joder clara quiero cogerte otra vez-
Me reí, no pude evitarlo y como respuesta me doblo por la cintura, ante la barra del lavabo, tomo la crema y lubrico con ella su pene. Y sin más me penetro analmente. Me ardía su polla con su movimiento pero al mismo tiempo me excitaba su reacción. Sus manos ya tomándome del pelo o bien clavadas en mis caderas marcaban el ritmo. Por fin se corrió dentro de mí. El chorro de semen caliente inundo mis entrañas. Se salió y sentí como  su leche goteaba y corría sobre mis muslos. Sin Más me tomo de la cintura con sus manos y me sentó sobre la barra abrió con sus manos mis piernas y me provoco uno de los orgasmos orales mas deliciosos y tiernos que me ha dado.
-nuevamente a la ducha- dije riendo un poco.
-Si. Pero espera unos minutos me encanta ver como sigue goteando leche tu culo- dijo riéndose y cerrándome un ojo.
Nos duchamos, vestimos y pidió algo de comida rápida. Comimos y nos dormimos hasta el otro día.
Las marcas quedan aun y se que se borraran en unos días. Se que vendrán muchas mas, como sesiones parecidas. Como se que siempre seré suya.

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel

viernes, 8 de agosto de 2014

Privacidad

Motivada por algunos comentarios en los chats y correos hoy me gustaría tratar un tema que me parece importante ya que no solo me sucede a mi si no que les sucede a much@s sumis@s y porque no, también a muchos dominantes y personas que están en una relación D/s.

Quiero decir que lo que expongo aquí es puramente personal y que respeto las opiniones y la forma de llevar sus relaciones.
El tema es que como decía me han cuestionado el porque guardamos tanto la privacidad de nuestra identidad.
Hablare un poco desde mi punto de vista muy personal como esclava, como sumisa, como persona.

Creo que como a un libro no se le debe juzgar por su cubierta y lo poco que se expone en las tapas del mismo,  a las personas, su entorno y sus relaciones no se les debe juzgar por lo poco o mucho que da a conocer. Una persona puede tener diferentes facetas en su personalidad y forma de vivir. Yo por mi parte puedo decir que mi persona esta conformada por:

50 %  esclava y sumisa, 15 %  Perra y guarra, 30 %  Mamá, 05% profesionista.

No creo que haya alguien que no haya visto esto en alguna prenda de vestir…

Lavar en frío. Cuelgue para secar. No exprima.

Bien aunque para muchos una esclava o una sumisa es solo una posesión incluso un objeto,
la mayor parte de l@s sumis@s no llevamos etiquetas. No llevamos signos o camisetas proclamando que somos sumisos. Lo que damos a conocer "allá afuera" es sólo una fracción de lo que somos. Al igual que lo “que” cualquier persona expone a los demás por por lo menos una fracción de lo que es. O al menos eso espero, aunque en este mundo hay muchos enfermos que necesitan ser encerrados por no mostrar ni siquiera un poco de lo que verdaderamente son.

 Cuido y creo que la mayoría cuida su privacidad en cuanto a su sumisión. No porque querramos hacerlo, no porque pensemos que estamos mal, nos guste estar en la “clandestinidad” o no nos sintamos orgullosos de lo que somos y sentimos, Estamos en esa “clandestinidad” y somos celosos de nuestra verdadera identidad simplemente porque somos juzgados por personas que desconocen totalmente lo que en verdad somos y significa el ser sumiso. Al igual que nosotros juzgamos muchas veces a otras personas por  lo poco que sabemos de sus opciones de vida, como a los tatuados y los que tienen algun piercing, los hipster y los punks. Sin embargo esas formas de vivir o expresarse así como las de las personas vainilla (me disgusta este termino o etiqueta) no estan mayormente expuesta a que investiguen su vida, perder un trabajo, sus hijos o incluso tener su vida o su libertas en riesgo porque tiene un anillo en la ceja, un tatoo, le gusta coleccionar algo, etc.. Y no estoy inventando. Puede suceder y así ha sido. Y todo por desconocimiento debido a que para algunos (incluso dentro de nuestro medio D/s), sumisa significa fácil. Cachonda. Guarra, Puta, etc. Que solo busca la menor oportunidad para coger con cualquier pene. Que se deja hacer y hace todo lo que le diga un hombre que se hace llamar "Dom".
Todo esto es absolutamente falso y esta muy mal, pero es la opinión de una sociedad mal informada.

 Claro, hay algun@s "sumis", por ahí. Al igual que hay algunos "Amos" que creen que eso es así. Yo trato de evitarlos y tener el minimo trato con este tipo de personas en la medida de lo posible. Prefiero dejar aes@s “sumis” en manos de es@s “Doms o Dominas”.

En cuanto a mí, si me mira o me encuentra en la calle no diría esa mujer es una "sumisa". Si me escucha hablar, definitivamente tampoco lo adivinaría. Y ni siquiera lo podría suponer si me encuentra en el supermercado o es alguno de mis clientes como profesionista. Normalmente nos mostramos y revelamos como lo que somos dónde, cuándo y con quienes  nos sentimos cómodos y en confianza.

La realidad es que la mayr parte de l@s sumis@s somos nosotros mismos, nos mostramos comoen realidad somos solo con nuestr@ Dom / Am@s. La mayoría de las personas, incluso muchas de aquellas con quienes no sentimos cómod@s, nunca verán esa faceta de nosotr@s, porque no es para ellas. Eso solo es para nuestro elegido o para quien decida.

Las personas pueden continuar formandose una opinión de mi persona por lo que publico o comento y es derecho pero si me juzgan mal y traen esa opinión equivocada a mi puerta las  corregiré y no se los permitiré.

Después de todo, algunos de los mejores libros que se han escrito han sido tomados alguna ves por personas que solo les dieron una mirada a la cubierta y decidieron que la historia no era para ellos perdiendose de muchas cosas buenas.

Y sin ser grosera o irrespetuosa en verdad no me importa si lo que escribo, expongo, comento piensa alguien que no es para el y pasa por encima sin ver lo que hay mas alla. Después de todo lo que hago es para mi y para mi Dueño.

clara{G} 
Esclava domestica y sexual 
Por voluntad Propia 
Propiedad del Sr. Gabriel